Octubre se pinta de rosa para crear conciencia sobre la detección temprana del cáncer de mama y  para tener mayores posibilidades de vencerlo; el pasado 22 de octubre fue el turno del Four Seasons Resort Punta Mita como anfitrión del evento benéfico Pink Hope, enfocado en recaudar fondos para la Asociación Mexicana de Lucha Contra el Cáncer y apoyar y promover su gran trabajo en educación, prevención y apoyo.

Pink Hope es un evento de unión y esperanza, de mujeres trabajando por otras mujeres, de actuar, ayudar, apoyar y creer que se puede influir, informar y prevenir.

La chef Betty Vázquez, embajadora de la cultura gastronómica de la Riviera Nayarit, de la mano de las chefs del Four Seasons, Esther Sánchez, Sandra Herrera y Selene García, realizaron cuatro platillos deliciosos que tuve el honor de maridar.

Bajo la imponente palapa del restaurante Ketsi y con el espectacular atardecer de mil colores de la costa Nayarita como telón de fondo,  se celebró una cena maridaje inigualable.

Lee también: Los vinos rosados que debes probar este mes

La noche empezó con una Lechuguilla, que es una bebida prehispánica típica de Jalisco y Nayarit, elaborada a base de fermento de agave, agua y azúcar, que se sirvió aromatizada con pétalos de rosa. Increíblemente refrescante.

El primer tiempo fue Texturas de Betabel, de la chef Esther Sánchez, elaborado con betabel rojo y amarillo en todas sus texturas, flan, crujiente, coulis, esferas y puré; y carpaccio de callo marinado con yuzu.

El maridaje fue By.Ott 2015, un vino rosado de Côtes de Provence, de las variedades Grenache, Syrah y Cinsault que por su frescura y aromas cítricos y frutales, fue perfecto para acompañar el punto cítrico del yuzu, el dulzor del betabel y la salinidad del callo.

Para continuar, la chef Sandra Herrera preparó unos exquisitos Gnocchi de papa morada con salsa de piñón rosa acompañados de espárragos y echalote salteados. Al ser un plato de textura densa y sabores elegantes y discretos, se acompañó con un vino seco y contundente pero que tuviera un perfil fresco, el elegido fue Château des Riaux 2015, también de Côtes de Provence, elaborado con Grenache, Syrah y Cinsault.

14590475_1413521882024128_8523217885171939264_n

El plato fuerte, de la chef Betty Vázquez fue un Esmedregal en Mantequilla de Cítricos y Polvo de Chile Cora con guarnición de puré de brócoli y vegetales al grill. El vino que lo acompañó era Rivero González Rosado 2015, de Parras, en el estado de Coahuila, elaborado con 100% Merlot, este vino era perfecto para el plato, con buen cuerpo y persistencia que acompañaban a la textura firme que caracteriza al Esmedregal y su acidez y frescura eran una delicia con la salsa y las notas ahumadas del chile Cora, autóctono del estado de Nayarit.

Para cerrar, la chef Selene García preparó un postre de tiramisú de mango con gazpacho de fruta de la pasión, crumble de frutos secos y esfera de chocolate blanco que era increíble, una mezcla de sabores explosiva y riquísima, maridada con una crema de amaranto y tequila con perlas de fresa. Una riquísima versión de la horchata, que con sus sabores neutros fue perfecto para este postre tan expresivo.

La noche terminó bajo el cielo estrellado del paraíso que es Punta Mita y el mensaje de esperanza era claro, que mientras haya asociaciones que luchen por la prevención, por la salud y por la calidad de vida de las personas, habrán empresas con alma y personas trabajando para ayudarles a conseguirlo.

 

Contacto:

www.consultoriaenvino.com

Mail: [email protected]

Instagram: mtg.mx

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

Síguenos en:

Twitter

Facebook

Instagram

 

Siguientes artículos

El segundo de la victoria
Por

Sir Jackie Stewart acude al Gran Premio de México. El escocés es venerado entre los pilotos por haber logrado lo que sól...