Las exposiciones y los recintos de arte y cultura se han considerado templos inmóviles en donde descansan las obras de arte sobre blancas paredes. Sin embargo, era momento de que esto también evoluciona. Por ello Jason deCaires Taylor creó un museo bajo el agua para expresar su arte y además hacer conciencia sobre el océano y sus especies, rompiendo con todos los paradigmas de cómo se debe concebir a un museo. 

400 esculturas del artista británico Jason deCaires Taylor se encuentran sumergidas en el mar de Cancún en México. Las peculiares obras de arte están inspiradas en la trascendencia humana, el poder del mar y su capacidad para regenerarse. Las piezas están hechas de materiales y diseños que fomentan la vida, como cemento neutral PH de larga duración. Éstas tienen texturas para que los animales se pueden unir y todas pueden servir, a la vez, como un hábitat para las especies locales o bien, como arrecifes artificiales. Se busca atraer a los corales, aumentar la biomasa marina y que se agreguen especies de peces.

Silent Evolution

Silent Evolution

Las esculturas cambian con el tiempo debido a los efectos de su entorno. Por ello, se dice que las obras están “vivas” y recrearlas sería imposible.

PUBLICIDAD

Jason menciona que: “El mar es un lugar maravilloso para exponer, ya que hay juegos de luces naturales cambiando cada media hora y explosiones de arena”. Con este proyecto busca hacer conciencia social sobre el océano y la preservación de sus especies.

Las obras de este artista están por todo el mundo. Sin embargo, su proyecto más ambicioso es justo éste, el cual lleva el nombre de The Silent Moment y consiste en 400 esculturas que forman un arrecife artificial permanente en México. La muestra ocupa un área de más de 420 metros cuadrados y pesa más de 200 toneladas. Los 400 moldes de figuras humanas son de tamaño natural y consiste en la representación de individuos tomados de una amplia muestra representativa de la humanidad.

Cómo las especies se van adaptando a las esculturas.

Cómo las especies se van adaptando a las esculturas.

En las últimas décadas, se ha perdido más del 40% de los arrecifes de coral natural. Los científicos predicen que para el 2050 se habrá perdido el 80%. Por ello el arte de Jason es un efecto de cómo el ser humano puede ayudar al ecosistema, en vez de destruirlo.

Jason nació en 1974, de padre Inglés y de madre de Guyana. Creció en Europa y Asia, donde pasó gran parte de su infancia explorando arrecifes. Taylor se graduó del Instituto de las Artes de Londres en 1998 con una licenciatura con honores en escultura y se convirtió en un instructor de buceo completo y naturalista subacuático. Además de ser un talentoso escultor, se ha dado a conocer por sus fotos, que son imágenes dramáticas del océano y su metamorfosis.

En el 2006 creó su primer exposición acuática en la costa oeste de Granada en las Indias Occidentales. En  2009 co-fundó el MUSA (Museo Subacuático de Arte), un monumental museo con una colección de más de 500 de sus obras escultóricas, sumergidos en la costa de Cancún, México.

Jason deCaires Taylor

Jason deCaires Taylor

Síguenos en:

Twitter

Facebook

Instagram

 

Siguientes artículos

¿En qué pasiones invierten los millonarios?
Por

Poseedores de inmensas fortunas, los multimillonarios guardan en escrupuloso secreto en qué gastan su dinero. Son aficio...