En esta sección de La Prueba Life, en donde probamos de primera mano algunos productos para después compartir nuestra experiencia, nos unimos el reto de 7 días Clinique, en donde la vitamina C es la llave para transformar la piel.

Uno de los mayores problemas de la piel hoy en día son los radicales libres ya que el estrés y la contaminación son grandes factores par su aparición. Éstos atacan las células salan y les roban vitalidad, provocando líneas de expresión, inflamación de la piel, tono sin uniformidad y falta de brillo. Los antioxidantes son los que pueden combatir los radicales libres, éstos se pueden encontrar en la Vitamina C, por lo que la industria de la belleza  ha trabajado en la creación de productos que puedan encapsular sus propiedades y trasladarlas de manera directa a la piel.

Nos dimos a la tarea de probar uno de los más recientes, que consiste en un limpiador para el rostro – un polvo ultra fino que se utiliza por las mañanas con agua llamado Fresh Pressed Renewing Powder Cleanser con vitamina C pura – y un potenciador – tipo suero llamado Clinique Fresh Pressed Daily Booster con vitamina C pura– que se mezcla con la crema de día y de noche.

En Forbes Life lo probamos y ésta es nuestra experiencia.

PUBLICIDAD

La Prueba Life

  • Día 1:  primero vacié el sobre de polvo sobre la mano húmeda y agregué unas gotas de agua para que se cree una espuma con la que lavé mi cara por la mañana. La sensación fue bastante refrescante inmediatamente después de realizar el masaje que duró un minuto. Posterior a ello, mezclé un par de gotas del potenciador – después de haber agitado muy bien el fraso – en mi crema de día.  La mezcla de la crema con el potenciador fue un poco más complicado, ya que a la hora de aplicarlo la absorción es un poco más lenta pero sí se logra dejar la piel suave. Al llegar a mi casa por la noche pude notar como un brote de granitos en mi cara, lo cual se debe a que el tratamiento está desintoxicando la piel y sacando toda la grasa y suciedad que pueda tener.
  • Día 2: amanecí con la piel un poco reseca y con más granitos que la noche anterior, a pesar de eso decidí continuar con el tratamiento. Para ayudar al proceso esa semana utilicé la menor cantidad de maquillaje posible.
  • Día 3: los cambios comienzan a notarse, mi piel recuperó un poco de brillo, mis ojeras desaparecieron y aunque seguía un poco reseca se podía notar la mejora, comencé a evitar el sol protegiendo con bloqueador especializado para la cara, que lo mezclé con el potenciador.
  • Día 4: los granitos comienzan a desvanecerse y la resequedad desapareció. Mi piel quedó mucho más hidratada que cuando comencé el tratamiento.
  • Día 5: el tratamiento sigue igual y este día casi no noté cambios en mi piel.
  • Día 6: a un día de terminar el tratamiento mi piel esta libre de granos, completamente hidratada.
  • Día 7: el último día del tratamiento y puedo decir que mi piel quedó más suave, mis ojeras desaparecieron y se puede notar completamente limpia.

Es ideal para casi todo tipo de piel, mi piel es normal – seca, y es un proceso desintoxicante que ayuda a mejorar el exterior de la piel con cada aplicación.

 

 

Síguenos en:

Twitter

Facebook

Instagram

Suscríbete a nuestro newsletter semanal aquí

 

Siguientes artículos

¿Cuáles fueron las marcas de lujo que celebraron el Día de Star Wars?
Por

Marcas de autos de lujo se unen al mundo del cine con el festejo que una de las películas más taquilleras del mundo de l...