En fechas recientes, Ferrari reveló su plan de negocios para los próximos cinco años, el cual incluye una serie de estrategias destinadas a incrementar las ventas y robustecer los beneficios de la compañía con innovaciones que incluyen la serie Icona Ferrari, de modelos exclusivos de edición limitada, y el nuevo Purosangue, que ha causado gran revuelo por las características que supone su desarrollo.

Aunque, en palabras del presidente de Ferrari, Louis Camilleri, “no es un crossover, ni SUV, ni nada por el estilo… Su nomenclatura es Purosangue”, el expresidente de la firma con sede en Holanda, Sergio Marchionne, ya había adelantado antes de su muerte que el nuevo modelo estaría inspirado en un Sport Utility Vehicle. Esta noticia trascendió al grado de que diseñadores de todas partes del mundo se aventuraran a recrear el crossover de Ferrari y compartir sus impresiones del auto con el que emblemática compañía comenzará a escribir otra historia.

Ferrari

Render del Purosangue Ferrari.

Un punto y aparte de aquella trayectoria que inició hace más de setenta años cuando lanzó su primer modelo deportivo enfocado en las carreras y que marcó un hito en la producción de automóviles pensados únicamente en las justas deportivas impulsado por el fundador de la Scuderia, Enzo Ferrari. Pocos años después, la firma lanzó su primer coche pensado únicamente para las carreteras públicas y el avance fue separando sucesivamente la manufactura enfocada a la competición de la producción comercial, con algunas excepciones de diseño versátil que podían usarse en los circuitos competitivos.

Si analizamos el trasfondo, desde aquellos tiempos la evolución respondió a los mismos intereses por los que ahora Ferrari desarrolla un nuevo modelo comercial: garantizar la continuidad de la compañía. Para sostener el departamento de carreras era necesario generar fondos, pues -si bien, contaba con el apoyo de pilotos solventes, era complicado lograr capital óptimo para asegurar la rentabilidad.

PUBLICIDAD

Y es que la fiebre SUV vive un momento imparable: las ventas de estos modelos crecen mes con mes como reflejan los datos del mercado. No obstante, lo que resultó -para muchos- inesperado fue que una marca como Ferrari se sumase a esta tendencia.

De acuerdo con datos plasmados en el plan estratégico, se entiende que el Purosangue es desarrollado sobre una nueva plataforma de motor delantero-central y contará con dos versiones mecánicas, una de ellas híbrida. Además, contará con capacidad para 4 plazas y podría montar un motor de seis cilindros, que se estima estará a disposición de los concesionarios en el 2021. Y tú, ¿cómo te imaginas el nuevo Ferrari que evoca a los caballos pura sangre?

Te puede interesar: Llega a México el Vantage 2019, el deportivo personalizable de Aston Martin

Síguenos en:

Twitter

Facebook

Instagram

Suscríbete a nuestro newsletter semanal aquí

 

 

Siguientes artículos

Vision iNext, la SUV eléctrica con la que BMW imagina el futuro
Por

Este prototipo marcará el destino de la firma automotriz y podría ver la luz en el 2021.