Llegar a Nueva York, una de las ciudades más dinámicas e impresionantes de Estados Unidos, es dejarse abrazar por la inmensidad de sus rascacielos. Podemos referirnos a muchas de sus imponentes edificaciones, pero pocas como el Waldorf Astoria, una leyenda en el corazón de Manhattan, que vive hoy la más importante de sus renovaciones desde su apertura, en 1931.

Waldorf Astoria Nueva York

Una leyenda en el corazón de Manhattan se renueva.

La propiedad está siendo rediseñada completamente para albergar una robusta oferta de experiencias. Por primera vez, contará con espacios residenciales privados que pronto estarán disponibles para quienes busquen adquirir una porción de la legendaria construcción. El hotel, por otra parte, contará con 375 habitaciones dotadas de una atmósfera que promete ser excepcional.

A lo largo de 100 años de historia, artistas de Hollywood, cantantes, miembros de la realeza y mandatarios hicieron del Waldorf Astoria New York su morada habitual debido, entre otros atributos, a la exquisitez de su servicio y sus faustas instalaciones. Dajia Insurance Group, el desarrollador al frente del proyecto, ha logrado mantener la esencia y el patrimonio del recinto histórico, al tiempo de aportar un estilo contemporáneo y único.

Waldorf Astoria Nueva York

Muy pronto será posible adquirir una residencia del legendario Waldorf Astoria; será un sueño tangible por primera vez en la historia

Detrás de esta nueva visión se encuentra el talento del francés Jean-Louis Deniot, joven promesa del diseño de interiores, que ha creado una vibrante referencia a la altura del icónico rascacielos. Cada detalle de los espacios residenciales fue cuidadosamente puesto a consideración para conservar el estilo Art Déco francés que identifica al Waldorf Astoria New York: puertas interiores con paneles personalizados, herrajes de bronce y gabinetes hechos a la medida, además de tocadores con mármol pulido y mosaicos que siguen un patrón insignia.

Los accesos a esta zona serán independientes del hotel, y dos vestíbulos estarán disponibles en la entrada de las residencias, ambos con servicio las 24 horas, mientras que seis ascensores abrirán paso privilegiado a restaurantes, bares, spas y otras amenidades de última generación.

Piscina en Waldorf Astoria NY

La piscina revelará detalles del diseño original.

En un piso con más de 4,600 metros cuadrados, los residentes encontrarán espacios de salud, bienestar, entretenimiento y negocios muy cerca de una piscina que pasa por lo alto de Park Avenue y añade elementos rescatados de la construcción original. Para conseguirlo, múltiples expertos han trabajado, durante años, en restaurar artefactos llenos de historia para reincorporarlos a su lugar de origen, dentro de los terrenos del complejo. El inicio de una nueva era está por llegar.

Artículo publicado en la edición impresa de Forbes México. Abril 2020.

Síguenos en:

Twitter

Facebook

Instagram

Suscríbete a nuestro newsletter semanal aquí

 

Siguientes artículos

Pandemia Covid-19: reto y oportunidad para mejorar la banca digital
Por

Las entidades financieras saben que deben modernizarse día a día para poder competir con los nuevos agentes que prestan...