Un lugar que te transporta, que te aleja de la ciudad para mostrarte los más significativos atributos del sabor y bebida de México, así es Rufino, un pequeño rincón de México ubicado en La Roma, donde se encontraba una casona que hoy se revitaliza con toda la expresión de signos mexicanos que la ambientan y emulan, en cierta forma, a un desierto. Rufino es un gastrobar que permite un acercamiento a nuestra gastronomía en un mismo sitio.

Un imponente maguey en su interior con una gran barra de madera a la par de una empedrada pared y su rústico mobiliario armonizan el ambiente entre contrastes de luz; en la caída de la noche, los cirios se encienden para mostrar otra cara del lugar donde la música encaja perfectamente con la experiencia que se vive en él. La vital esencia de Rufino destaca en la combinación de sus bebidas y la amplia gastronomía que fusiona los sabores de México; ninguna encima de la otra, ambas creadas con el propósito de servirse mutuamente en una experiencia para enamorar a los sentidos.

Rufino

Los orígenes de su menú vienen del ingenio del chef Pablo Sánchez, quien fusionó las técnicas de la preparación de la cocina madre francesa para aplicarlas a una moderna forma de mostrar nuestra cocina tradicional con platillos de distintas partes de la república, algunos con toques asiáticos en su preparación. Su residencia de años atrás en Baja California también fue un factor para que dentro de su menú la esencia del marisco, como atún, pescado y pulpo, destaquen en preparaciones “bite size”, ideales para compartir.

Rufino

Por otro lado, su dinámica mixología regocija al paladar; tradicionales bebidas de orígenes ancestrales de la cultura mexicana se dignifican mostrando un nuevo mundo de oportunidades para los clientes. Bebidas como el mezcal, el pox, el sotol, el bacanora, la raicilla y el tuxca muestran su lado más amable en místicas bebidas con sorbos de tradición. Las elegantes presentaciones y creaciones vienen del mixólogo Shay Hernández, quien viajó por diferentes regiones de nuestro país para redescubrir estas bebidas y reinterpretarlas en una propuesta visualmente atractiva donde el paladar quedará extasiado a cada sorbo.

Rufino

Cinturón de Orión.

La música es un factor importarte para Rufino, por lo que podrás encontrar las mejores mezclas musicales por parte de un Dj que definitivamente será un preámbulo para para iniciar la fiesta en el lugar que cierra hasta las 2:00 am.

Recomendaciones: Dentro de su mixología, el Cinturón de Orión, es una bebida a descubrir a base de sotol con pepino y jengibre, mientras que unos ricos tacos de pescado podrían ser el match perfecto, y de postre, no pierdas la oportunidad de probar los churros con un fondue de chocolate con esencias y especies que te recordarán al tradicional mole mexicano.

Rufino

Un postre con tradición sus churros con fondue de chocolate.

Ubicación: calle Oaxaca 89, Colonia Roma.

Te puede interesar: Gorka Altamar, el sueño del chef Gorka Bátiz hecho realidad

Síguenos en:

Twitter

Facebook

Instagram

Suscríbete a nuestro newsletter semanal aquí

 

 

Siguientes artículos

Wine & Food Festival
Wine & Food Festival inaugura Exquisite Culinare Series
Por

La décima edición del festival gourmet incorpora un concepto de fine dining a cargo de los mejores chefs del mundo.