Este hotel ubicado a 87 millas del aeropuerto de Heathrow es uno de los más exclusivos de Kettring con únicamente 46 habitaciones.

Situado a dos horas del Aeropuerto de Heathrow en Kettering, un pequeño pueblo en interior de Inglaterra, nos encontramos con un hotel lleno de historia, que nos traslada al siglo XVI. Estamos hablando del Rushtonhall Hotel que contiene 46 habitaciones, todas ellas diferentes entre sí.

Este hotel en sus inicios fue la casa de Sir William Tresham, quien en 1438 adquirió esta propiedad tras haber servido a Enrique V y más adelante a su hijo Enrique V. Sir William había combatido para Enrique V en la batalla Agnicourt en 1415 y había sido ministro de justicia en el reinado de Enrique VI.

PUBLICIDAD

Fue en su retiro cuando, viviendo como sheriff de Northampton, adquirió un terreno con la intención de edificar su casa, lo que hoy en día es el hotel. Lamentablemente no pudo ver la construcción finalizada porque en 1450 fue asesinado por un caballero de otro feudo, atravesado por una lanza.

Fue su hijo Thomas quien se quedó a cargo de la construcción del hotel, la que finalmente fue hogar de los Tresham, familia católica, hasta 1619 cuando fue vendida al gobierno británico.

Este hotel lleno de historia es uno de los más exclusivos de Londres, su característica principal es la diferencia que tienen las habitaciones. Al tratarse de una edificación tan antigua que fue pensada para ser una residencia de la realeza británica, ninguna habitación es igual.

Cada estancia tiene un nombre distinto relacionado con la historia británica. Entre ellas encontramos nombres como el del escritor Charles Dickens o de caballos importantes en las batallas llevadas a cabo por el ejército británico.

Dentro de los 46 cuartos podemos diferenciar seis tipos distintos de estancias que van desde la más sencilla, en 180 libras la noche, hasta la más exclusiva de 375 libras por noche. Todas tienen televisión de pantalla plana, internet de banda ancha y un set para preparar café o té.

Four Posters Bedroom es la más exclusiva y tan solo existen 5 de esta clase dentro del hotel. Además de las facilidades ya mencionadas, cuenta con una cama súper King size que puede convertirse en dos camas individuales. Los huéspedes que se hospedan en dicha habitación también tienen derecho a usar el spa del hotel todo incluido.

Cada una de estas estancias fue diseñada individualmente, respetando siempre la estructura de la edificación, además fueron creadas con el objetivo de hacer sentir únicos a todos los usuarios.

Para poder probar la comida británica, su restaurante tiene a la cabeza al chef Adrián Coulthard, el único en Northamptonshire galardonado con tres rosas. Usando una mezcla de productos locales y las mejores técnicas, el equipo del chef promete elaborar platos que se quedaran en la memoria de los clientes. Dentro de sus delicias se encuentra la crema de chícharos y su mantequilla casera para empezar, así como su pastel de carne – especialidad de la casa – y una gran selección de pasteles.

No hay que olvidar la tradición británica del tea time, donde en su bar se complacen de ofrecer el más exclusivo de la zona, dejando al cliente elegir entre scones, sándwiches o las tradicionales pastas inglesas. En su bar también se puede disfrutar de su cerveza tradicional o de un pimm’s, bebida tradicional del verano inglés, y que hace las delicias de los asistentes al torneo de Wimbledon. Por favor déjese aconsejar por el personal, ya que su elección no los defraudara.

La bebida típica de la época está preparada con un digestivo, cuya base es la ginebra, con toques afrutados y de crema, aportado por dichos licores. Además, hay que añadir agua o jugo de limón, Ginger ale o agua mineral, más rodajas de pepino, naranja, limón, rebanadas de fresa y menta. Todo con hielo para que sea una bebida refrescante que servirá para abrir boca mientras comienza la cena.

Su spa es una de las amenidades que ofrece. Cuenta con tratamientos de masaje y belleza para disfrutar solo o en pareja, además de contar con sauna, jacuzzi interior y exterior, vapor y alberca para relajarte tras una dura jornada o por placer. Sus precios van desde los 35 libras hasta 250 libras por pareja. Un gimnasio totalmente equipado también está a disposición de los clientes.

Todo este complejo está rodeado de magníficos jardines, ideales para perderse en busca de inspiración o dentro de un libro. También como paisaje para eventos como bodas para hacer la asistencia de sus invitados algo difícil de olvidar.

Síguenos en:

Twitter

Facebook

Instagram

Suscríbete a nuestro newsletter semanal aquí

 

 

Siguientes artículos

Mayakoba es la capital del turismo de lujo en Norteamérica
Por

Por sexto año consecutivo Mayakoba es la sede de ILTM Americas, el evento de turismo de lujo al cual sólo se accede por...