Oriente y Occidente, vinculados por un concepto de hospitalidad que une la tradición omotenashi (palabra que en japonés significa “el valor de la hospitalidad”) con la vanguardia hi-tech. Así es este ryokan, un tipo de alojamiento tradicional japonés recién llegado a Ciudad de México, que se transforma en Ryo Kan, en un juego de palabras que conecta el hotel con la colonia en la que está ubicado: la Cuauhtémoc, donde cada calle recibe el nombre de un río. Detrás de su fachada sin ventanas, que oculta una celosía metálica de color blanco inspirada en los pliegues del origami, se encuentra esta casa de descanso que reúne los servicios de un hotel de lujo y la serenidad de un oasis zen.

Ryo Kan

Fusión de culturas

El proyecto ha sido obra de la arquitecta Regina Galvanduque, miembro de GLVDK Studio, y se inspira en diferentes elementos del estilo de vida y la cultura japonesa, profesando los principios de simplicidad y armonía con la naturaleza. Tras la fachada, se accede a un patio cubierto que de inmediato transmite una sensación de equilibrio, potenciado por las sogas que penden del techo acristalado, por el jardín japonés y las líneas rectas de la biblioteca al fondo, con un espacio para degustar un té o trabajar en un ambiente de armonía. Los materiales y texturas mezclan las materias primas mexicanas con la influencia nipona.

Ryo Kan

Te puede interesar: Top 10: Destinos de lujo que roban el sueño de los mexicanos

PUBLICIDAD

Aunque se encuentra en pleno corazón de la Cuauhtémoc, en una zona conocida como Little Tokyo (por la cantidad de restaurantes japoneses que hay), la sensación que transmite es la de un ryokan tradicional (uno de los alojamientos de moda, según el informe de tendencias 2018 de Airbnb y Booking), un espacio ideal para una escapada, donde abstraerse del ruido del cercano Paseo de Reforma.

Sus 10 habitaciones o residencias (cada una con diferente estética e identidad, listas para adaptarse al gusto y las necesidades del huésped) han sido concebidas siguiendo la premisa de las casas milenarias de Kioto y personalizadas con bejuco, presente en la arquitectura maya; piedra terrazo y madera de encino. El resultado es una mezcla donde la sensibilidad oriental y la tradición mexicana se funden en una armonía perfecta. Han sido decoradas con tapetes tatami, así como camas tradicionales, puertas corredizas y otros elementos inconfundibles de la cultura nipona (como las yukatas o ligeros kimonos japoneses que hay en cada habitación); asimismo, cuentan también con detalles de gestión domótica automatizada, regulada a través de una aplicación propia, que gestiona todos los aspectos de la habitación: luz, cortinas, climatización, sistema de audio… Nuestra recomendación: la Hachi, la suite más amplia, con persianas automatizadas sobre la cama, que se repliegan y permiten disfrutar de una vista del cielo de la ciudad desde la cama, antes de dormir.

Ryo Kan

En la terraza, el huésped puede disfrutar de cuatro enormes onsen (baños típicos japoneses) para gozar de un baño relajante, preparado por el personal de Ryo Kan con sales, mientras cae el Sol sobre el bullicio urbano. Es sólo un detalle más de la filosofía omotenashi que preside esta casa, donde se acoge desde el corazón: el recibimiento en la entrada es personal y cada detalle de la estancia, como la composición del desayuno y la hora a la que es servido, se adaptan a las necesidades de cada huésped. Hay, además, una sala spa para tratamientos faciales y corporales.

Ryo Kan ejemplifica una de las tendencias que más repercusión han tenido a lo largo del año: hoteles-destino en sí mismos, en su mayor parte ubicados en urbes, que se convierten en el escenario ideal para una escapada donde reconectar cuerpo y mente; espacios con una filosofía que vertebra todos los detalles para hacerte sentir como en casa… o mil veces mejor.

Síguenos en:

Twitter

Facebook

Instagram

Suscríbete a nuestro newsletter semanal aquí

 

Siguientes artículos

destinos turísticos 2019
Destinos turísticos fuera de lo común para visitar en 2019
Por

Olvídate de los destinos populares, estamos seguros que esta selección te sorprenderá.

También te puede interesar