Actualmente la salud mental de la sociedad mexicana vive una época difícil, una mezcla entre miedo, enojo y tristeza, acompañada de solidaridad y amor por el prójimo. Mil sentimientos encontrados que desde hace años el país no sentía. 

Muchas personas han sido afectadas de una u otra forma como consecuencia del sismo del pasado martes 19, y muchas necesitarán mucho más que sólo ayuda física.

El Trastorno por Estrés Postraumático es cuando una persona vive una experiencia abrumadora que se escapa de su control, un accidente, un asalto, un desastre, entre otros. Cualquier tipo de persona es propensa a vivirlo, pero también todos son capaces de superarlo si reciben los tratamientos adecuados. Puede ser un proceso largo y doloroso, pero es muy importante lidiar con él, ya que de lo contrario puede estar presente durante años.

Después de los sismos que se han presentado en México durante el mes de septiembre, muchos mexicanos se verán haciendo frente a este problema y en Forbes Life creemos que es muy importante hablar sobre los diferentes síntomas y las distintas salidas que hay en el TEPT. Después de entrevistar a 4 psicólogos que actualmente se encuentran colaborando con los damnificados hemos decidido plasmar sus testimonios.

Foto por: Ismael González

Ismael González, psicólogo con experiencia en niños, nos platica: «En estos momentos muchos adultos necesitan de estrategias de contención y más los adultos que están rodeados de niños. Es muy importante que manejen sus emociones y que se junten con amigos, familiares y seres queridos para platicar de cómo se sintieron, qué pensaron y su punto de vista para que puedan trabajar en las emociones y no las transmitan a los niños».

«Es muy importante ser pacientes y comprender. He visto por las redes sociales que la gente menosprecia o juzga y todos hemos vivido este fenómeno de manera muy distinta y tenemos que entender que estamos con seres humanos y todos podemos tener miedo y debemos tener empatía y respetar todas las emociones». Ismael González

También nos comenta que es importante identificar cuáles son los síntomas normales de un estrés postraumático y que las secuelas que traen estos eventos son normales, pero que será necesario pedir ayuda a un psicólogo o a un psiquiatra (dependiendo la gravedad) si el estrés del evento dura más tiempo del habitual.

Síntomas:

  • Pesadillas, insomnio o recuerdo constante de lo ocurrido
  • Ansiedad o depresión
  • Evitar situaciones que recuerden el trauma
  • Hostilidad y vigilancia extrema
  • Agitación e irritabilidad
  • Aislamiento social, comportamiento autodestructivo
  • Pérdida del interés
  • Culpa o soledad
  • Desconfianza y miedo
  • Reacciones exageradas

De igual manera, comenta la importancia de brindar apoyo a las personas que sean más «débiles» emocionalmente y que les cueste un poco más salir adelante, «Si algo está claro es que algunas personas son mucho más resistentes y se les va a pasar en 1 o 2 semanas. Habrán personas que puedan estar bien y otras que no lo estén, necesitarán apoyo psicológico para sobrellevar el trauma», nos comenta Ismael.

Foto por: Ismael González

No obstante, entre la gente afectada por el sismo también se encuentran aquellos que perdieron alguna persona en la catástrofe. Al respecto, Viviana Escamilla, socióloga dedicada a la investigación y a la docencia comenta que la perdida de un ser querido es lo más difícil de superar, se debe buscar el apoyo de familiares y amigos, no aislarse y también es importante buscar apoyo psicológico.

«Un sismo vino a azotar nuestra tierra, pero también nuestra voluntad, solidaridad, humanidad y resistencia. México está hermanado por una causa, salvando a su gente y demostrando que unidos podemos más. El gobierno vuelve a demostrar su ineficiencia y mientras los partidos se aferran al dinero de nuestros impuestos para sus campañas electorales, la clase trabajadora (que de por sí sostiene al país) hoy también tiene que levantarlo de los escombros. Los jóvenes están tomando las calles y, por ahí leí,  espero que no las suelten». Viviana Vianey Escamilla Álvarez

Tanto Ismael como Viviana ven la importancia de tratar el tema con delicadeza enfrente de los niños. «Los niños son como esponjas, y hay varios casos de niños ansiosos porque ven a sus papás así. Si a nosotros los adultos a veces nos cuesta dimensionar lo que está pasando, pues para los niños es mucho peor», narra Ismael.

El tema es delicado, pero para Viviana es muy importante que se les explique lo que está pasando: «Es terrible el pánico y confusión que se está generando en los niños y por eso los invito a ser más prudentes y decirle a los niños que esto es un fenómeno natural ajeno a la voluntad del hombre. Si se trata de niños que han sufrido la pérdida de algún familiar acudir a pedagogos».

Foto por: Ismael González

Herramientas para la salud mental

Existen 2 tipos de ayuda que los psicólogos están implementando en las personas dañadas por el sismo y el psicólogo especializado en Life Coach, Pablo Freyssinier Isoard nos explica en qué consisten:

  • Primeros auxilios psicológicos
  • Intervención en crisis

El primero es similar a los primeros auxilios de salud física, ya que se trata de algo que se lleva a cabo en el momento. «Es la manera que tenemos como psicólogos, terapeutas o trabajadores sociales para brindar apoyo inmediato. A veces se pueden confundir con la intervención en crisis, pero en realidad los primeros auxilios psicológicos se hacen al instante y esto es lo que pasa en los albergues. En contexto es preguntar ¿Qué sientes?, ¿Cómo estás?, ¿Cómo lo estás viviendo? y si se logra hacer de manera adecuada ya no es necesario realizar una intervención en crisis», comenta Pablo.

«Nosotros los psicólogos lo que queremos es tener una presencia comprensiva y de apoyo para tratar de apagar el estrés agudo que viven actualmente las personas afectadas por el sismo», Pablo Freyssinier

Pablo también nos explica que una intervención en crisis dura más tiempo y hay que darle más seguimiento. Son alrededor de 8 sesiones y no solamente aplica para gente que haya vivido una catástrofe, también a personas que han tenido una pérdida o que tienen miedo de algo. Como ejemplos de una crisis pueden ser quedarse sin dinero o no saber qué hacer en la vida, y por eso es un proceso más largo de acompañamiento.

Centro de acopio de la Cruz Roja en Polanco. (Foto: Raúl Martínez/Forbes.)

Aline Amos Bandera, psicóloga especializada ámbitos clínicos y/o comunitarios, también nos narra las preguntas esenciales para ayudar a una persona en crisis:

  • ¿Quién eres? (Nombre, edad, etc)
  • ¿Qué paso?
  • ¿Qué sientes?
  • ¿Qué podemos hacer ahora?
  • ¿Cómo te puedo ayudar?

«Ese es el mejor guión para establecer contacto y es importante que no tratemos de ‘manejar’ las emociones de la persona, lo que necesita es una escucha empática, hacerles saber que nos importa y que estamos ahí para ayudarlo, ofrecer acompañamiento emocional y contención como lo más básico o inmediato», nos comenta Aline.

Aline también nos comparte que la gente sigue muy alterada y están muy resistentes a las personas ajenas de su vecindario, de su casa o de su familia y que esto se debe a que hay mucha desconfianza. «Hay múltiples personas que me han contado que sufrieron un asalto, que gente pretendía y decía ‘venimos a ayudar’ y que les quitaron donaciones, por ello hay mucha desconfianza y la gente está muy alterada», comenta.

Pero a pesar de la adversidad, todos han comentado un punto muy cierto y es que los mexicanos unidos pueden afrontar lo que sea y que durante estos días miles de personas de toda la República han acudido a la Ciudad de México y a las zonas afectadas por los sismos para poner su granito de arena e intentar sanar al país.

Síguenos en:

Twitter

Facebook

Instagram

Suscríbete a nuestro newsletter semanal aquí

 

Siguientes artículos

El arte le hace frente al sismo del 19 de septiembre
Por

Desde tiempos inmemorables el arte ha fungido como un potente vehículo de cambio social, y ahora no es la excepción. Tra...