El vino de Santa Margherita es uno con tradición, delicioso sabor e ideal para maridar con diferentes tipos de comida en toda clase de ocasiones. Es por ello que la marca lleva cincuenta años con presencia en más de 85 países.

El vino surgió cuando Gaetano Marzotto construyó un complejo agrícola de mil hectáreas en dónde sería capaz de satisfacer las necesidades de la creciente demanda de vinos en Italia, creando como resultado la marca “Santa Margherita”, nombrada así en memoria de su esposa, Margherita Lampertico Marzotto.

Las diversas etiquetas de la marca se crean en Alto Adige, situado en Véneto Oriental, vasta llanura donde nació el primer cinturón de cereales y viña de Roma.

Datos del Wine Institute revelan que Italia es el segundo mayor productor de vinos en el mundo. El primero es Francia, el cual produce 4,432,200 vinos al año.

El país que más consume vinos en el mundo es Estados Unidos, con un consumo de 3,163,300 litros al año. En países de Latinoamérica el consumo es mucho menor:

  • En Argentina 980,900.
  • En Brazil 380,500.
  • En México 144,600.

El vino es un producto muy rentable, ya que es consumido en casi todo el mundo. Sólamente en Estados Unidos, genera 786,000 empleos, 114 mil millones de dólares anuales y 15.2 mil millones de dólares en impuestos. (Wine Institute)

paesaggi-print-17

Desde hace más de 50 años Santa Margherita se ha dado a conocer por su vino Pinot Grigio que dio paso a una nueva generación de vinos blancos italianos, éste se caracteriza por su color amarillo paja, su aroma es completamente seco y su sabor de manzanas doradas hacen denotar un vino con gran personalidad y versatilidad.

Probamos 3 etiquetas destacadas de esta bodega, y estas son sus características:

Santa Margherita Prosseco Superiore, vino espumoso con un sabor agradablemente afrutado que recuerda a manzanas y flor de durazno perfectamente equilibrado.

Santa Margherita Merlot, cuenta con un color rojo rubí intenso brillante, con un aroma a cerezas maduras y ciruelas sobre un fondo de vainilla, este vino se caracteriza por ser seco al paladar y con taninos crean una perfecta armonía.

 

9342_ 161

Santa Margherita Chianti, de color rojo rubí con tonos ligeros a granate presenta sensaciones aromáticas de dulce y vainilla, en boca se puede encontrar un sabor a roble que al poco tiempo, da paso a notas de bayas silvestres.

También te puede interesar: El vino en México desde la visión de un experto

¿Cómo combinarlo?

Para la presentación de sus cuatro etiquetas, se eligió el restaurante Béc Bistro, localizado en el corazón de Polanco, un restaurante que ofrece una carta internacional y que se especializa en la comida francesa, el chef Juan Pablo Bernal Balderas creó platillos icónicos del lugar.

El Pinot Grigio se eligió para maridar con un Ceviche de Huachinango con Camarón, seguido de unas alcachofas fritas maridadas con un Santa Margherita Merlot, para el plato fuerte se sirvió una arrachera con espárragos y puré de papa acompañado de un Santa Margherita Chianti, al finalizar se eligió el vino Santa Margherita Prosecco para acompañarlo con los dos postres, una tarta de manzana y un fondant de chocolate.

 

 

Síguenos en:

Twitter

Facebook

Instagram

 

Siguientes artículos

Las cabañas turísticas más exclusivas de México
Por

Siempre es buen momento para explorar los destinos boscosos que México ofrece. Nada como escaparse un fin de semana a es...