Para 2050 las Previsiones demográficas calculan que la Población mundial sobrepasará los 9 mil millones de personas y 66% vivirá en ciudades, según el último informe de la ONU. Adelantamos cómo será el Perfil de la urbe favorita de los Starchitects.

Cierra los ojos. Visualiza el skyline de la ciudad dorada del sur de la Florida. ¿Qué ves? O, mejor dicho, ¿a quién ves? César Pelli, Jacques Herzog y Pierre de Meuron, Frank Gehry, Zaha Hadid, Ricardo Bofill… A lo largo de las últimas décadas gran número de ciudades han invertido cantidades ingentes de dinero en iconos arquitectónicos —muchas han acabado pagando por ello— y Miami figura en la lista. Una de las primeras obras que revitalizaron Downtown Miami en su objetivo de convertirse en un centro urbano-cultural de grandes dimensiones fue el Performance Art Center de Pelli, inaugurado en 2006. El argentino es conocido por las Torres Petronas de Malasia o la Torre de Cristal en Madrid. También el canadiense Gehry imprimió su reconocible sello curvilíneo en el New World Center, que a su vez forma parte del New World Symphony. Tal vez por este panorama alentador, exultante de creatividad, la anglo-iraquí Hadid decidió realizar su primer edificio residencial en las Américas en Miami: One Thousand Museum Tower es un rascacielos residencial de lujo de 62 plantas y 83 departamentos que gozan de vistas a la Bahía de Biscayne.

En el informe Miami Report 2015 de ISG World se recopilan los factores más sobresalientes que definirán el futuro de esta urbe, que aparece en la posición número seis del Top 10 de metrópolis que están en el punto de mira de los UHNWI (Ultra High-Net Worth Individuals) por la actividad económica, la calidad de vida, la creciente relevancia cultural y económica y la influencia política que ejerce Florida —y, por ende, Miami— en Estados Unidos al ser el tercer estado más poblado. Además, el canal de Panamá supondrá un impacto de 27 billones de usd en el puerto de Miami.

Óscar Chapa, CEO de Destiny Real Estate y broker de bienes raíces, afirma que “tener una inversión en dólares siempre es positivo. Miami es la segunda ciudad más importante a nivel financiero, después de Nueva York. Hay grandes corporativos que se trasladan al sur de la Florida por cuestión de impuestos, no se paga impuesto local, y ejecutivos que trasladan su residencia de Nueva York a Miami.

“En Brickell podemos hallar a 7 u 8 mil dólares el metro cuadrado”. Chapa nos comenta que una propiedad de 1 o 2 millones de dólares tiene tasas de interés muy cómodas a 30 años. “Los bancos americanos prestan al mexicano 60% aproximadamente para comprar un bien inmueble”, explica.

¿Cómo deberían ser las urbes del futuro?
Jacques Herzog afirma que su ideal sería una mezcla de la belleza geométrica de París, con la densidad de Manhattan y de Hong Kong, el hedonismo de Miami, las instituciones culturales de Londres, los paisajes urbanos de Río y las cortas distancias de Basilea. Pero “las ciudades no son ideales. Son como los seres humanos, con derrotas y triunfos específicos”, apostilla. Para Zaha Hadid los retos estaban en la sostenibilidad ecológica y la desigualdad social. “La arquitectura del siglo XXI ha de atender la complejidad y la interconectividad de la vida contemporánea”.

“Hay que pensar en las ciudades como el pegamento urbano que une la individualidad”, señala Norman Foster en su texto Cities in 2050 para el periódico español El País. “El mundo ha asistido atónito a una creciente vulgarización de las áreas suburbanas, ha asistido a un desfile de obras extravagantes sin otra finalidad que llamar la atención; el mundo ha sido testigo del modus operandi de una sociedad sin valores, sin orientación. Los suburbios son insostenibles, carentes de humanidad, sin identidad, sin belleza y sin la categoría de ser auténticos lugares”.

Vida de edición limitada
Diseñadores como Armani, torres asociadas a una marca automotriz como Porsche, arquitectos con premios Pritzker creando departamentos, etc. La oferta residencial en Miami es abrumadora.

ELYSEE es un proyecto que destaca por su tamaño boutique en comparación con el resto de desarrollos residenciales: 57 alturas y sólo dos departamentos por planta, de tres y cuatro recámaras, desde aproximadamente 300 metros cuadrados más terraza. “Tiene unas vistas espectaculares al puerto de Miami”, afirma Óscar Chapa. “Es una zona clave para el futuro”.

miami2

Síguenos en:

Twitter

Facebook

Instagram

 

Siguientes artículos

Oro: un exclusivo ingrediente en la gastronomía
Por

El oro, aquel metal precioso que toma forma de muchas maneras en joyería, monedas, hilos y decoración. Sin embargo, la ú...