El año pasado la casa relojera Baume & Mercier, fundada en 1830, presentó al mercado un nuevo reloj de nombre Capeland Shelby inspirado en el legendario coche de carreras Shelby Cobra. Tras el éxito de dicha pieza la firma de alta relojería ha decidido agrandar la familia con inspiración en el coche que conquistó las pistas de alta velocidad a nivel internacional. 

Caroll Hall Shelby se convirtió en uno de los más famosos y celebrados pilotos de carreras estadounidenses de los años 50, después de ganar en 1959 las 24 horas de Le Mans para el equipo Aston Martin y aparecer como piloto del año en la revista Sports Illustrated. Sin importar su gran fama y éxito, Shelby se vio obligado a retirarse de las pistas al finalizar la temporada de carreras deportivas del año 1960, debido a un problema cardiaco que después se supo era angina de pecho.

Como gran emprendedor el ex-piloto no dejó perder tiempo y comenzó a trabajar en una nueva idea, la cual se basaba en fabricar un auto de carreras más rápido, ágil y ligero, que pudiera superar a competidores europeos y, a la vez, fuese más económico para que pudiese llegar a una audiencia más amplia.

Para 1963 su sueño se convierte en realidad al presentar el auto de nombre Cobra, el cual se encontraba propulsado por un motor Ford V8. Este mismo año Cobra lideró la serie de carreras de alta velocidad internas de Estados Unidos y durante sus primeros tres años de competición tan sólo perdió una carrera.

Debido a la gran victoria del auto, Shelby se asocia con la empresa automotriz Ford junto con la cual crea el nuevo automóvil Shelby Cobra, el cual ganó el campeonato de la FIA GT en 1995, convirtiendo a Caroll Shelby en la primer persona en no sólo haber ganado varias carreras como piloto en la década de los 50, sino también en ser ganador como director de un equipo y fabricante de un auto.

Frente a esta historia de triunfo y perseverancia Baume & Mercier decide comenzar a colaborar con la compañía y fundación Caroll Shelby, ya que representa la visión y espíritu empresarial, así como innovación y vanguardia, de la casa de alta relojería suiza.

También te puede interesar: Fusion: alta relojería y automovilismo

El año pasado Baume & Mercier presentó el primer reloj de la marca inspirado en el fabuloso track car; este primer reloj de nombre Capeland Shelby Cobra se distinguió por capturar el espíritu y poder del automóvil mediante una caja de acero inoxidable u oro rojo de 18 quilates acompañada de un fondo azul y del icónico logotipo de cobra forjado en su centro. Cubierto por cristal de zafiro, presenta una gran cantidad de detalles en color rojo que se podían observar en el minutero y en la correa de piel con costuras blancas.

Capeland Shelby Cobra

Capeland Shelby Cobra

Este año Baume & Mercier continúa creciendo esta colección al incluir dos piezas edición limitada presentadas hace algunos meses en el Salón Internacional de Alta Relojería (SIHH) en Ginebra, Suiza, mismas que en la actualidad ya se encuentran a la venta en el mercado mexicano.

Ambos relojes se encuentran inspirados en el Shelby Cobra más potente de la historia, el llamado CSX2128, que ganó en 1963 las 12 horas de Sebring. Los dos nuevos modelos contienen algunos de los elementos del guardatiempos original, el Capeland Shelby Cobra, como los acentos antiguos, las lineas de carácter clásico, el logotipo del auto en el centro de la caja y el trazado del tablero que se podía observar dentro del Shelby Cobra.

El nuevo modelo Capeland Shelby Cobra 1963 muestra una combinación de colores negros con amarillos en una caja de acero inoxidable y cristal de zafiro adornada por un fondo negro y superficies pulidas, que hacen la mezcla perfecta entre la correa de piel de cocodrilo negra forrada de goma color amarillo.

Capeland Shelby Cobra 1963

Capeland Shelby Cobra 1963

Esta pieza posee un movimiento mecánico de carga automática con una reserva de marcha de 48 horas, y dentro de sus funciones resalta un cronógrafo, taquímetro y marcador de fecha. De igual manera se puede sumergir a 50 metros bajo agua y cuenta con 6 zafiros incrustados sobre su mecanismo los cuales se pueden apreciar en el fondo de la caja también compuesto por cristal de zafiro.

El otro reloj que Baume & Mercier presenta lleva el nombre de Capeland Shelby Cobra 1963 Compettition, mismo que contiene una combinación de colores negros y amarillos, una caja cubierta de ADLC negro súper resistente y una correa de caucho vulcanizado que muestra su carácter deportivo y seguridad a través de una hebilla de triple cierre.

Capeland Shelby Cobra 1963 Compettition

Las características técnicas de Capeland Shelby Cobra 1963 Compettition son exactamente idénticas a las del Capeland ShelbyCobra 1963. De igual forma ambas versiones están grabadas con el nombre de la colección en el fondo de la caja con el objetivo de hacer referencia a las 1,963 piezas edición limitada; así mismo las dos creaciones de Baume & Mercier albergan la grabación del número 15  en el fondo de la caja, que representa el número que traía el Cobra CSX2128 cuando ganó las 12 horas de Sebring en el año de 1963.

El Capeland Shelby Cobra 1963 se encuentra en un precio de venta de 4,100 euros, mientras que el Capeland  Shelby Cobra 1963 Compettition se puede adquirir por 4,400 euros.

Síguenos en:

Twitter

Facebook

Instagram

 

Siguientes artículos

Habitaciones purificadas para un hospedaje saludable
Por

Tratando de satisfacer las necesidades de estilo de vida y salud del viaje premium de hoy en día, la industria hotelera...