El año pasado la marca de relojería MB&F: Maximilian Büsser & Friends celebró una década de vida y sobresalientes logros para el laboratorio dedicado al arte y la ciencia de medir el tiempo. Y para conmemorarlo lanzó este reloj cuya mayor función es: alegrar el día de quien lo vea. 

Este año siguiendo con el sueño de infancia de Maximilian Büsser de tener un robot, MB&F se une con la casa relojera  de origen frances L’Epée, para crear un reloj fuera de lo común que pretende romper con el estereotipo del reloj sombrío y elegante.

Sheman, el nombre de este innovador reloj de mesa -presentado durante el salón de alta relojería  SIHH en Ginebra, Suiza- toma como inspiración los tanques de guerra M4 medianos, utilizados en la Segunda Guerra Mundial por Estados Unidos y sus aliados. Dichos tanques pronto fueron apodados Sherman M4, en honor al General William Tecumseh Sherman, que estuvo al mando del Ejército de la Unión, y más tarde del de Estados Unidos.

Cortesía: MB&F

La inspiración de este tanque se puede ver en el reloj a través de su pequeño y compacto tamaño, su base adornada de orugas de caucho que con un poco de ayuda pueden operar, su tecnología de fácil uso, y su extrema fiabilidad al marcar la hora. No obstante, aunque este reloj está inspirado en un instrumento de conflicto bélico, cabe destacar que el robot Sherman tiene un aire de alegría y felicidad que hará sonreír a cualquiera que lo vea. Su arma secreta.

El nuevo reloj se basa en un movimiento de octava con escape en línea de base estructural de L’Epée 1839, que garantiza que el robot marque con exactitud la hora a la altura de su pecho. Además los brazos de Sherman son totalmente manipulables para que quien tenga uno pueda jugar con las posiciones del reloj/robot. La cabeza – la bóveda del reloj – está elaborada a base de vidrio mineral soplado, que permite ver el regulador de movimiento que controla la precisión de medida del tiempo.

Sherman tiene en la espalda un pequeño cubo hueco de doble profundidad, que sirve para ajustar la hora y darle cuerda por medio de una pequeña llave.

Cortesía: MB&F

El ligero reloj conceptual de 148 componentes de movimiento y 17 rubíes, apenas pesa un kilogramo y mide 143mm de alto por 109mm de ancho. Como medida de seguridad contiene el sistema Incabloc que lo protege de golpes, transportaciones y movimientos bruscos.

La pequeña alegre pieza temática será lanzada en en ediciones limitadas de 200 piezas plateadas, 200 en chapa de oro y 50 doradas engastadas con 735 diamantes VVS que comprenden la cabeza y el torso del robot.

Cortesía: MB&F

El reloj de inspiración robótica, concebido y desarrollado por MB&F  y diseñado y elaborado por L’Epée, es el segundo robot-reloj holístico de la marca. El primero de nombre Melchior fue presentado por L’Epée en su décimo aniversario durante la feria de relojería Baselworld 2015.

 

Síguenos en:

Twitter

Facebook

Instagram

 

Siguientes artículos

El mercado cosmético tiene ADN Suizo
Por

François Le Gloan, vicepresidente de La Prairie Américas y Oceanía desde 2011, lo sabe todo del mercado cosmético. Y la...