Modigliani, Giacometti, Monet y Van Gogh fueron los protagonistas de la subasta más importante para la casa en sus 270 años de historia.

 

Por Alicia Adamczyk

 

La primera subasta de la temporada otoñal de Sotheby’s marcó un récord de 422.1 millones dólares la noche del martes, la mayor cantidad para una sola subasta en los 270 años de historia de la compañía.

Liderados por la venta de Chariot, la legendaria escultura de Alberto Giacometti, por 101 millones de dólares (mdd), y la venta de Tete, de Amedeo Modigliani, en 70.7 mdd, la subasta mostró el impresionante catálogo de Sotheby’s de obras impresionistas y de arte moderno. Ambos compradores hicieron sus ofertas vía telefónica y permanecen en el anonimato.

Esto marcará el cuarto año consecutivo en que la casa de subastas ha liderado el mercado de piezas impresionistas y de arte moderno en todo el mundo.

Ambas piezas superaron las estimaciones de preventa, que para Tete era de 45 mdd, y en el caso de Chariot fue de 100 millones. Esa noche se vendieron además 12 esculturas por un total de 191 mdd.

La venta de Chariot es la segunda en la historia de la escultura en cruzar el umbral del millón de dólares. La otra, L’homme qui marche I, que se vendió en 104.3 millones, es también una pieza de Giacometti.

Además, tres obras de Claude Monet, de una colección privada estadounidense, ascendieron a 61.9 mdd, lideradas por la venta de Alice Hoschedé au jardin, en 33.7 millones. Una de las pocas obras que el artista vendió durante su vida, Florero con margaritas y amapolas, se vendió por 61.7 mdd.

tete

‘Tete’, de Amedeo Modigliani. Foto: Reuters.

charriot

‘Chariot’, de Alberto Giacometti. Foto: Reuters.

 

 

 

Siguientes artículos

El mejor whisky del mundo no es escocés
Por

Escocia no sólo no tiene el mejor whisky; de hecho, ni siquiera tiene un contendiente entre los cinco primeros por prime...