“Creo que esta nación debería comprometerse a alcanzar el objetivo, antes de acabar la década, de posar a un hombre en la Luna y volver a traerlo sano y salvo a la Tierra”, John F. Kennedy, 1961. Ocho años después la misión se logró y éste fue el reloj que acompañó a los astronautas.

El Speedmaster es el icono de OMEGA y este año cumplió 60 años de su creación. Aunque se ha hecho famoso por su alianza con la NASA y haber visitado el espacio en más de una ocasión resulta curioso saber que originalmente no fue pensado para separarse de la Tierra. Al contrario, se trataba del primer reloj creado para medir la velocidad y utilizarse como aliado de los pilotos de carreras… de ahí el nombre.

Efectivamente, el Speedmaster tuvo un gran éxito entre los automovilistas, gracias a su estructura sólida que soportaba las vibraciones y los impactos sin que ello perjudicara su capacidad de cronometrar con exactitud. No obstante, los pilotos no fueron los únicos que encontraron en su resistencia y funcionalidad un uso.

PUBLICIDAD

Primer Omega en el espacio

Aún sin haber creado una alianza con la NASA, el astronauta Walter Schirra en 1962 eligió el modelo de 1959 para llevárselo con él en la misión Sigma 7 del programa Mercury. Dos años después la NASA comenzó a probar distintos cronógrafos a través de pruebas demasiado exigentes para comprobar que fueran indestructibles, sin importar presión, temperatura, situación atmosférica, vibración, impactos, entre otros. El Speedmaster es el que resultó resistente a las exigencias del espacio y a partir de 1965 fue el elegido para acompañar a los astronautas en sus misiones.

Una de las misiones que más legado ha dejado en la historia es la de Apolo 11 en 1969, ya que finalmente se conseguía el reto que Kennedy había dejado para el final de los sesentas. Neil Armstrong y Buzz Aldrin pisaron la luna y en su muñeca se encontraba el Speedmaster Moonwatch. Este mismo modelo es el que desde entonces se ha utilizado para las misiones lunares. Lo que lo distingue es su caja asimétrica para protección de la corona y pulsadores. Para crearlo se requieren 14 meses y 80 operaciones manuales solo para montar la platina principal.

1965 – The Moonwatch

El Speedmaster continúa estando cualificado para todas las misiones espaciales tripuladas en la actualidad y forma parte permanente del equipamiento en la Estación Espacial Internacional. El calibre del Moonwatch sigue siendo el mismo de aquel entonces.

Speedmaster Racing 2017

Síguenos en:

Twitter

Facebook

Instagram

Suscríbete a nuestro newsletter semanal aquí