El es una de los placeres de la vida, los expertos y amantes del mismo no pueden negar que no hay nada mejor que disfrutar una taza en la mañana acompañada de un buen desayuno o bien por la tarde como acostumbran en Reino Unido. Pero hay de tés a tés, ya que el Smoky Earl Grey impresionará hasta los más conocedores por la historia que lo respalda. 

En Forbes Life tuvimos la oportunidad de conversar con Andrés Jurado, embajador de la marca Twinings en México y Sommelier de té. En la charla nos habló de cómo está compuesto el Smoky Earl Grey, cuáles son las dificultades que puede presentar el crear un té similar y un poco de historia de Twinings.

Este es un té único con esencia a caramelo inexplicable y completamente aromático. Se dice que el Palacio lo mandó hacer con Fortnum & Mason y la receta salió a la luz. Andrés incluso nos da la fórmula exacta: «Toques de té de Lapsang, té de Gunpowder y té negro mezclado con esencia de bergamota que comúnmente se conoce como Earl Grey, una mezcla que estuvo patentada por Twinings hasta 1970 y fue una de las primeras creaciones de Thomas Twining, la receta original se conserva. Finalmente la Reina, en esta gran tradición de tomar té, pidió la mezcla poco ortodoxa que contiene té negro y té verde. Encontrar el balance entre estos 2 tipos de té fue un reto, porque gustativamente generan resultados muy opuestos y normalmente los tiempos del té negro y la temperatura suelen ser muy diferentes a los del té verde».

Lee también: Los tés más exóticos del mundo

Twinings nos dio la oportunidad de catarlos y en el gusto se puede percibir que aromáticamente es muy complejo. «El Smoky Earl Grey cuenta con notas ahumadas con las que tenemos que ser muy cuidadosos porque puede llegar a ser muy invasivo, generalmente este tipo de tés ahumados están diseñados para ser mezclados con leche» nos comenta Andrés, «El color del licor es mucho más parecido al de un té verde, los tés negros a pesar de ser conocidos como tal, tienen licores con notas mucho más rojizas. Como dato curioso, en China le llamaban te negro a un té que está fermentado y le llamaban té rojo a lo que los europeos bautizaron como negro, esto ocurrió gracias a que los europeos nombraban los tés en base al color de sus hojas y los chinos en función al color del líquido, ahí se puede encontrar una barrera comercial interesante», comparte el Sommelier.

También nos comentó un poco sobre cómo Twinings se ha posicionado como una de las mejores marcas de té en el mundo y que además cuenta con el Sello Real, un reconocimiento que solo se le otorga a productos británicos de calidad inigualable.

Lee también: Estos tea rooms están creados para sorprender

«Una de las dificultades que encontró Thomas Twining a la hora de crear su ‘Casa de Té’ fue la barrera cultural y de tierra que existe en el mundo, el poder mezclar distintos tipos de hojas para encontrar siempre la misma experiencia gustativa en los consumidores y cómo tiene su origen en materias primas. Finalmente, el proceso de manufactura el té puede verse influenciado en la parte gustativa por condiciones climáticas y Twinings es de las pocas marcas que no tiene plantaciones de té ubicadas en distintas zonas, más bien lo que hacemos es comprar té en las plantaciones locales para poder recrear la experiencia gustativa en el consumidor y hablando de tés eso es algo muy complicado», explica Andrés Jurado.

Síguenos en:

Twitter

Facebook

Instagram

Suscríbete a nuestro newsletter semanal aquí

 

Siguientes artículos

Perfume
Fragancias para las mujeres poderosas
Por

Los perfumes revelan mucho de una mujer, cada una de las fragancias que desprenden llevan a un tipo de personalidad en c...