Existen muchas ideas acerca de la vida glamorosa en el mundo del tenis. Pero con base en la experiencia adquirida, se sabe que, no todo es lo que parece.

Como espectadores, fanáticos y amantes del tenis, únicamente se ve el desempeño de los jugadores en la cancha a la hora de las competencias. Sin embargo, no nos percatamos de todo el proceso que se debe llevar como profesionales para poder conquistar los distintos torneos alrededor del mundo.

En México el Abierto Mexicano Telcel dio inicio el día 27 de febrero, por lo que nos dimos a la tarea de descubrir cuál es la faceta que pocos conocen de los profesionales que competirán por el galardón mexicano. Para ello conversamos con Alejandro Herrera, coach del tenista mexicano Luis Enrique Herrera, quien conquistó el número 50 del mundo. A través de nuestra conversación, pudimos conocer a fondo los sacrificios, el estilo de vida y algunas de las limitaciones a las que se enfrentan en su día a día los jugadores.

El ritmo de vida de un tenista profesional tiene como común denominador hábitos, determinación, fuerza de voluntad y resistencia.

 

De la tentación a la rutina  

El coach mexicano menciona que la dieta es muy rigurosa, mientras que el tenista se encuentra en competencia. Alrededor del 80-90% de los jugadores llevan una alimentación específica acorde a su agenda de competencia. Cuentan con programas de nutrición específicos para cada tenista ya que los organismos reaccionan y tienen necesidades distintas fisiológicamente. La base de la dieta básica y general de un atleta consta de 4 elementos primordiales: cereales, carbohidratos y principalmente proteínas, además de, por supuesto, mucho líquido.

 

Menú sabor a TENIS:

2 o 3 platos de cereal ilimitado el cual toman con leche baja en grasa, deslactosada o en su defecto, con agua.

2 porciones de potasio en sus distintas modalidades: plátano, manzana, naranja y muchos cítricos

3-4 litros de agua

 

Estas dietas varían, ya que son planeadas con base al horario de juego. Normalmente todas las competencias profesionales comienzan alrededor del medio día o por la tarde,  por lo que los alimentos y el tiempo de reposo debe ser 2 o 3 horas previo a la competencia, esto con el fin de mantener la energía, afirma Herrera.

El conocedor de tenis profesional, Herrera, menciona que la comida tiene que ver con el clima, de esta forma se considerará si se debe tomar más líquido (en caso de ser cálido como es el Abierto Mexicano Telcel que se lleva a cabo en Acapulco) o si debe ingerir una dieta cargada en carbohidratos como pasta con vegetales, pan, filetes o papa.

Cuando llega la hora…

Durante el día de competencia el atleta debe preparase para la comida, pero también para el descanso. Durante el día que va a competir no puede existir ninguna actividad física como caminatas o salir a pasear. Es decir, un reposo total donde únicamente se limitan a leer, ver televisión o escuchar música. Reitera el coach mexicano el hecho de salvar el máximo de energía posible.

Su día consta de:

45 mins: de ejercicio físico o trabajo físico de mantenimiento (trote, abdominales, fuerza normal).

30 minutos: trabajo de recuperación.

1 hora: como tiempo máximo de cancha

Si el partido dura más allá de 2 horas, el tiempo de recuperación es mayor (45 mins a 1:30 hrs) o sólo realizan estiramiento. Estos tiempos dependen plenamente de cómo se observó la competencia.

 

Un día común y corriente

Un promedio de 6 a 8 horas es el tiempo que los jugadores profesionales de tenis dedican a su entrenamiento fuera de competencia. Alejandro Herrera, nos brinda datos interesantes como el “descanso activo”, el cual es un tiempo dentro del entrenamiento destinado al relajamiento, haciendo ejercicios de psicología, por citar un ejemplo.

 

Agenda de un tenista profesional:

7:00 – 8:00 am: Desayuno

9:00 am: Ejercicio, preparación física durante 1:30 hrs (trote, flexibilidad y resistencia)

10:30 am:  Pegas, es decir, practicas.

12:00 pm: Lunch de carbohidratos

1:00 pm: Descanso activo

3:00 pm: Entrar a cancha (2 hrs como mínimo)

5:00 pm: Se practica fuerza alrededor de 1 hora.

6:00 pm: Descanso activo (terapias, ejercicios sobre lesiones y psicológicos)

8:00 pm: Cena

 

No todo en la vida del tenista es felicidad y glamour, el experto nos cuenta que uno de los más grandes sacrificios que un jugador profesional hace es el separarse de su familia. Según el coach mexicano, los viajes son la parte difícil de la profesión, pues se limitan a hoteles y canchas, dejando de lado paseos turísticos y diversión.

“Para ser un atleta exitoso, es necesario tener más allá de convicción, resistencia y hambre de triunfo”, asegura Herrera.

Síguenos en:

Twitter

Facebook

Instagram

Suscríbete a nuestro newsletter semanal aquí 

 

Siguientes artículos

La desnudez es la mayor tendencia de belleza en las semanas de la moda 2017
Por

La desnudez es la nueva belleza, como se pudo ver en las semanas de la moda otoño-invierno este año, desde Nueva York ha...