Resulta imperdonable viajar a Uruguay y no visitar sus termas, consideradas un paraíso natural con virtudes curativas.

Por: Milagros Belgrano Rawson 

@mbelgranorawson

PUBLICIDAD

 

Ubicadas al noroeste del país sudamericano, la oferta termal consiste en seis complejos que se nutren de uno de los reservorios de agua subterránea más grandes del mundo: el Acuífero Guaraní. Allí, las aguas tienen una temperatura que oscila entre los 38 y 45 grados, y cuentan con alto contenido en sales minerales.

 

salto Grande 1 copia

 

A continuación, un breve resumen de algunos establecimientos termales de la región.

Termas de Almirón: las aguas provienen de la napa subterránea de San Gregorio, de origen marino. Estas son las únicas termas de agua salada de Uruguay.

Termas del Daymán: el centro más visitado por turistas locales y extranjeros tiene la mayor temperatura del país (alcanzan los 44 grados).

Termas de Arapey: cuentan con lujosos hoteles –el Arapey Thermal Resort & Spa, por ejemplo- y canchas de golf.

Termas de San Nicanor: ubicadas en la zona rural de Paysandú, a 20 minutos de la ciudad de Salto, ofrecen, además de las bondades terapéuticas de sus aguas, un completo circuito gastronómico con lo mejor de la cocina local.

 

Para descubrir más sobre Punta del Este haz click aquí

 

Para más información, visita www.turismo.gub.uy

 

Siguientes artículos

Un nuevo hotel boutique que engalana Madrid
Por

Sobre la Gran Vía, la calle más emblemática de la capital española, se levanta un novedoso espacio que brinda hospitalid...