Hay viajeros que quieren sentirse en su hogar y otros que prefieren estar aun mejor. Estos últimos hallarán en el Four Seasons Resort The Biltmore Santa Barbara el destino ideal para superar cualquier expectativa. Una leyenda con 90 años de historia que mira al futuro.

Por: Álvaro Retana

Aunque el hotel se remodeló tras su adquisición por Ty Warner en el año 2000, se respetó la decoración original de los años 20 en estilo colonial.

Se está mejor en casa que en ningún sitio”, recita Dorothy como un mantra en una de las escenas finales de El mago de Oz, antes de emprender el regreso a la granja de la tía Em. Pero estaba equivocada. Hay hoteles en los que se está mucho mejor que en casa. Es el caso del Four Seasons Resort The Biltmore Santa Barbara, más conocido como The Biltmore, toda una institución en la hotelería de lujo en Estados Unidos, ya que se fundó en 1927. A lo largo de este tiempo, numerosas estrellas han pasado por sus suites y han protagonizado historias dignas de una película, pero ninguna como la que recuerda Karen Earp, su directora. “Tuvimos un huésped, en 2008, que iba a hacer el check-in sólo por una noche y, debido a su experiencia en el hotel, terminó extendiendo su reserva por 1,614 días. Se quedó con nosotros de 2008 a 2011”, recuerda con una sonrisa.

PUBLICIDAD

Esta anécdota retrata a la perfección el alma de este hotel, construido a finales de los años 20 en estilo colonial por el arquitecto Reginald Johnson. Four Seasons Hotels lo compró en 1987 y, en el año 2000, Ty Warner adquirió la propiedad del hotel a través de su cadena Ty Warner Hotels & Resorts, aunque ha seguido manteniendo a Four Seasons como la compañía que gestiona esta leyenda de la hospitalidad premium. Earp subraya esta doble condición del resort como uno de sus pilares característicos: por un lado, destaca el empeño de Ty Warner por preservar el legado icónico del edificio; por otro, destaca que cuenta con todas las comodidades más modernas. “He estado en el resort desde hace más de 11 años y puedo ver que la tecnología se ha vuelto cada vez más importante”, señala.

Hay algo que lo hace único. Además de su arquitectura colonial, con ecos mediterráneos y moriscos, el hotel se encuentra ubicado en un enclave privilegiado en el sur de California. “Nuestra propiedad se encuentra junto a Butterfly Beach, lo que es un diferenciador clave. Es una de las playas más hermosas a lo largo del litoral y varias áreas en el resort ofrecen amplias vistas de la costa de Santa Bárbara. Además, nos distinguimos por darle la bienvenida a los huéspedes en espacios con arquitectura original de la década de 1920. Gracias a la última restauración, hemos logrado mantener nuestra apariencia y estilo revival”, explica Earp.

Four Seasons Biltmore Resort

La clave del éxito de un hotel como The Biltmore reside, según su directora, en “entender a nuestros huéspedes antes de llegar”. ¿Cómo? “Utilizamos muchas herramientas internamente entre el proceso de reservas y la llegada, para analizar qué es lo que está buscando”, explica. “Tenemos diversos huéspedes: numerosas familias, empresarios, parejas… Un denominador común es que nuestros huéspedes aprecian un servicio excepcional y el ambiente tranquilo de la propiedad y sus alrededores”, añade.

Experiencia Wellness

La hospitalidad de lujo se distingue no por su valor, sino por su valía. Por eso, habla (a menudo en demasía) de experiencia, más que de destino. “Las experiencias se han vuelto cada vez más importantes. Estamos buscando nuevas maneras de involucrar a nuestros huéspedes en la propiedad. Por el momento, estamos trabajando en un Wellness Retreat (del 7 al 10 de junio) para coincidir con el Global Wellness Day, así como para desvelar nuestras nuevas suites-bungalow con albercas. Ambas iniciativas ofrecen formas únicas de experimentar el resort”, afirma Karen Earp. El lugar cuenta con un spa con vistas al Pacífico, diseñado por el célebre arquitecto e interiorista Peter Marino.

Four Seasons Biltmore Resort

Síguenos en:

Twitter

Facebook

Instagram

Suscríbete a nuestro newsletter semanal aquí

 

Siguientes artículos

Tradición suiza y digitalización actual fundidas en este reloj
Por

El lujo, la tradición y la tecnología se mezclan en la segunda edición de relojes conectados TAG Heuer Connected Modular...