Sobre la Gran Vía, la calle más emblemática de la capital española, se levanta un novedoso espacio que brinda hospitalidad de la más alta calidad combinada con un concepto vanguardista de hotelería.

The Principal Madrid Hotel no sólo es un hotel de cinco estrellas, sino que sigue la línea de “lujo independiente” que creó Pau Guardans, quien también es fundador de otros hoteles como el Hotel Único.

El hotel de 76 recámaras brinda una nueva ola al centro de la ciudad, añadiendo al entorno histórico toques de sofisticación y exclusividad dentro de un entorno informal, adecuado para los viajeros actuales. Se trata de una oferta diferente que su creador define como “una marca lifestyle urbana”.

2

La mejor ubicación

El lugar en el que está situado es probablemente el más envidiable de la ciudad pues este edificio residencial de 1917 se encuentra a pasos de los atractivos turísticos principales de Madrid. La Puerta del Sol, La Cibeles, la Puerta de Alcalá y el Museo del Prado, entre muchos otros, están a tan sólo unas cuadras de distancia.

Por si fuera poco, se precia de tener unas de las mejores vistas del centro de la ciudad y para aprovecharla aún más crearon dos espacios estratégicos. “La Terraza” es un solárium en la parte más alta del edificio. Este jardín urbano elevado fue concebido para la relajación total de los huéspedes mientras aprecian la belleza arquitectónica de sus alrededores sobre más de 20 hamacas.

Por su parte, “El Ático” se trata de un espacio en constante cambio también en la parte más alta del hotel. Aquí, bien se puede disfrutar de una tarde de cocteles, como un espacio para degustar gastronomía o para realizar una chimenea en invierno.

Al interior, el hotel presume una arquitectura que respeta los elementos originales como los grandes ventanales, los barandales de hierro y los techos altos, pero está vestido con muebles de diseño y materiales de primera calidad como madera maciza, lino y mármol. Además, añade algunos elementos que ayudan con este rompimiento de temporalidad como lámparas de los años 70, bancos de los años 40 o una chimenea estilo francés tradicional.

1

Bienestar al máximo

El gimnasio integrado, el entrenador personal y los mapas para quienes disfrutan salir a correr es algo que para este hotel es servicio obligado. Es por ello que lo han llevado un paso más allá. Se trata de una Wellness Suite, la cual es reservada con anticipación por los clientes para tener una experiencia de spa exclusiva, ya sea en solitario o en pareja. Ésta cuenta con un sauna privado y una amplia gama de masajes y tratamientos para realizar a petición del huésped.

Como un servicio extra que continúa en línea con la búsqueda del confort absoluto, The Principal tiene a disposición de sus huéspedes un Mercedes-Benz para su llegada y partida del aeropuerto, así como para su transportación dentro de la ciudad.

 

3

 

Delicias gastronómicas

La comida, como ya es tradición en los hoteles de este grupo, no podía fallar. El menú corrió a cargo del chef Ramón Freixa, quien creó el menú del Hotel Único y tiene dos estrellas Michelin. Por lo tanto, la comida en este lugar promete ser garantía.

Sin embargo, más allá de las largas cenas, el lugar está constantemente sorprendiendo con bocadillos que consienten al paladar. Entre ellos, una oferta de tapas a medio día y un pret à por tea por la tarde, que consiste en una oferta de infusiones y trufas o macaroons.

 

Más información:

www.theprincipalmadridhotel.com

 

 

Siguientes artículos

Kaah Siis reinterpreta la “haute cuisine”
Por

Con el pretexto del segundo aniversario del restaurante Kaah Siis (Polanco, Ciudad de México)  degustamos un menú único...