Aunque las hay de diferentes colores, las flores rojas de nochebuena realzan en los hogares el espíritu navideño y brindan matices cálidos únicos. Debido a su encanto y origen, esta planta es considerada un verdadero regalo de México para el mundo.

También te puede interesar: Todo lo que debes saber para cuidar una orquídea

Su nombre científico es Euphorbia pulcherrima y crece en forma silvestre en diferentes regiones del país. Sin embargo, estudios genéticos han identificado a Guerrero y Morelos como áreas ancestrales de esta especie. También hay documentos históricos que refieren que las flores de nochebuena se cultivaban en jardines botánicos prehispánicos.

El cultivo de la nochebuena se ha expandido a otros países y en la actualidad es una de las plantas en maceta más vendida en el mundo. De acuerdo con datos de la Secretaría de Agricultura, en el 2019 la producción en México superará la cifra de 19 millones de plantas de 30 diferentes variedades.

Flor de nochebuena

Cientos de flores de nochebuena adornan una de las avenidas más emblemáticas de la Ciudad de México.

Uno de los aspectos más importantes a tener en cuenta es que aquello que apreciamos como la flor de la nochebuena no está formada por pétalos. En realidad es un conjunto hojas que cambia de color durante su época reproductiva, que abarca noviembre, diciembre y enero.

Toma en consideración los siguientes consejos para preservar coloridas y bellas las hojas que forman la “Flor de fuego o de pascua” o “Estrella de Navidad”, como le llaman en otras regiones del mundo.

1. Coloca la planta fuera del alcance de tus mascotas

El consumo de las hojas de esta planta, tanto para perros como gatos,  puede ser mortal.

2. Para prolongar la permanencia de las hojas rojas o del color que elijas

Tener ese color intenso rojo, incluso posterior a la época navideña, es posible. Deberás situar la nochebuena en un lugar con temperaturas de entre 15 y 25 °C; en un lugar ventilado, pero lejos de corrientes de aire.

Flor de nochebuena

Foto. Forbes Life Latam

3. Evita contacto directo con el sol

Aunque la planta se adapta al lugar donde la coloques -a la luz o a la sombra-, es básico evitar que le den de manera directa los rayos del sol. Así perdurará bella más tiempo.

4. No rocíes con agua las hojas

Este consejo es vital, ya que si lo haces, podría ocasionar que se manchen o decoloren.

5. Hidrátala correctamente

La mejor manera de mantener hidratada la planta es poniéndole agua directamente en la maceta, asegurándote de que la tierra quede húmeda. El exceso de agua puede ser perjudicial. Lo ideal es que el riego sea dos veces a la semana, cuando la planta haya absorbido todo el líquido.

6. ¿Cómo cuidarla después de la época decembrina?

Después de la floración, a partir de febrero, es preferible que tenga más iluminación natural. En este tiempo la deberás regar sólo una vez a la semana y utilizar un abono biológico suave.

7. Trasplántalas

Si bien es cierto que se adaptan bien a espacios interiores, lo recomendable es que tras las fiestas navideñas se trasplante al jardín o en lugares donde no reciba luz solar en exceso. Con este cambio, la nochebuena puede crecer hasta convertirse en un arbusto de cinco metros.

 

Siguientes artículos

ideas de árboles de Navidad Pinterest
5 ideas para que tu árbol de navidad luzca original
Por

¿Aún no pones tu árbol de navidad? Aquí te damos las mejores ideas para dar vida a tu espíritu navideño.