El 1 de agosto se abrirán las puertas de Caminos D’Vinos y el viñedo festejará su apertura con una primera vendimia llena de actividades gastronómicas, culturales y musicales.

 En las faldas del Cerro del Cubilete este viñedo se encuentra a 2,400 metros de altura, colocándolo como el más alto del país. Sin embargo, Caminos D’Vinos no será únicamente un viñedo, sino que se desvelará como un complejo turístico sostenible conformado por un hotel boutique al interior de una hacienda antigua, un desarrollo inmobiliario dentro de la zona minera más importante del estado y, a partir del siguiente año, visitas guiadas para conocer todas las etapas del viñedo desde su plantación.

A ello se le suma la importante carga histórica que envuelve a Camino Real de Tierra Adentro, con sus minas y el legado que dejó la llegada de los españoles, características que lo convirtieron en Patrimonio Cultural de la Humanidad.

Durante celebración de inauguración se llevará a cabo la tradicional pisa de uvas, acompañada de catas de vino y comidas maridaje con productos locales. Además se presentarán conciertos de la Orquesta Clásica de México y Orquesta de Cámara, así como actividades alternas como viajes en globo aerostático y funciones de teatro.

Captura de pantalla 2015-07-27 a la(s) 16.40.19

Terruño con sabor

La mineralidad que distingue a esta zona provoca que se presenten propiedades únicas en la tierra, las cuales se trasladan a la uva. Esta característica es una de las principales fortalezas del vino que aquí se generará, pues se promete que tendrá una alta calidad y personalidad única.

Para la creación del viñedo se utilizaron nueve hectáreas en donde se plantaron 30,000 plantas y distintos tipos de de uva importadas de Francia; ellas 6 varietales de tintas, 2 blancas, 4 varietales de uvas de mesa y 250 olivos de 4 variedades.

 

Captura de pantalla 2015-07-27 a la(s) 16.30.44

Sueños entre la vid

La Ex Hacienda Jesús María se encuentra en la comunidad de Sangre de Cristo. Este antiguo recinto data del siglo XVIII y, conservando su arquitectura tradicional, se ha adaptado como un exclusivo hotel boutique. En éste se encuentran una cava vinícola, un restaurante, una biblioteca de tres pisos, una mina, un spa y múltiples jardines y terrazas.

Además, adyacente a éste se ha desarrollado un fraccionamiento con residencias modernas y de arquitectura ecológica. El complejo denominado Díada se encuentra en un espacio de 256 hectáreas, de las cuales sólo el 5% está construido y no se venderá más del 20% para que se preserve la belleza natural del entorno.

 

Siguientes artículos

Pruebas de coronavirus
Roche, firma clave detrás de las pruebas de Covid-19 en México
Por

En marzo, Roche lanzó en tiempo récord la prueba PCR de detección del coronavirus que causa Covid-19; también lanzó una...