La perfecta representación del art de vivre à la française es lo que ha mantenido a este hotel por nueve décadas como una insignia de Paris con la misma fuerza como lo hizo desde su fundación, algo que pocos sitios pueden llegar a presumir.

 El hotel que abrió sus puertas en 1925 bajo una filosofía de sofisticación y calidad conserva su esencia atemporal incluso en el siglo XXI. Piezas de mármol, obras de arte colgadas de sus muros, telas finas y gastronomía clásica lo han colocado como uno de los más bellos hoteles de la actualidad y de antaño e incluso lo ha convertido en una locación deseada para películas como Medianoche en París, de Woody Allen.

Es por ello que este aniversario no podía pasar desapercibido y por ello será repartido en 5 fiestas privadas que a lo largo del año reflejen toda la elegancia de los años veinte cuando Hippolyte Jammet vio nacer la esencia que lo ha hecho destacar en la Ciudad Luz.

 

lbp_1920_1080_90ans_brunch_jardin

 

Brunch en la Rue Du Faubourg Sanit-Honoré

El 21 de junio los jardines del hotel y el lounge se servirá un bufet que promete un festín como ningún otro. Panes hechos en casa, pasteles, carnes, frutas, jugos y… no podía faltar… bebidas espumosas se mezclarán en una creación del Chef de estrellas Michelin, Eric Frechon. Nunca antes el Bristol había servido un brunch, y esta vez lo hará sólo porque sus invitados deberán estar vestidos al estilo años 20.

 

lbp_1200_gallery_jardin_trees_grass

 

Bastille Day Guinguette-style

El 9 de julio, 5 días antes de la conmemoración de la toma de la Bastilla el jardín de Le Bristol se convertirá en una pista de baile al aire libre. Una orquesta de jazz creará el ambiente que invite a las personas a bailar bajo los faroles portando sombreros de paja. Profesionales de baile enseñarán a bailar vals a los invitados y carritos con cocteles y comida se colarán entre las grandes mesas.

 

La Cena del Siglo

Dentro del salón Versailles se servirá el 24 de octubre una cena especial creada por el Chef Eric Frechon. La vista al jardín se deleitará con luces tintineantes que adornen las áreas verdes y, al interior, el espacio se adornará con carros antiguos y una esencia de la década de los veintes. Los invitados serán aquellos huéspedes más leales de la casa, para que se unan a la celebración con collares de perlas, vestidos de lentejuela, boquillas para cigarrillo y bufandas blancas.

 

Un día de bienestar indulgente

El 20 de septiembre se ha destinado a crear un oasis en donde los huéspedes puedan concentrarse solamente en relajarse y en regalarse tiempo para ellos mismos. Por eso, el hotel ha preparado un día de spa con tratamientos exclusivos, sesiones de yoga y un lunch creado exclusivamente para el evento.

 

El más selecto bar clandestino de París

Recordando aquellas épocas en las que un buen trago era un placer prohibido, el 10 de septiembre se recuerdan los cocteles que hicieron la vida nocturna de los vites. Mimosas, Bloody Marys y Side Cars, creados por el head barman Maxime Hoerth, se repartirán en una atmósfera con estilo gangster. Los invitados incluso tendrán una contraseña para entrar al bar y a las mujeres se les invita a portar un atuendo con aires masculinos para unirse a la celebración secreta.

 

lbp_1280_720_90ans_speakeasy_zoom

 

Más información:

www.lebristolparis.com