Miguel Ángel Cooley refleja su pasión y conocimiento de los vinos en las catas maridaje que realiza en su restaurante Gloutonnerie.

 El evento se realiza por series, por lo que se ofrecen tres catas de vinos especializados guiadas Cooley y acompañadas de un menú especialmente creado para la ocasión por Saíd Padilla, el chef ejecutivo de Gloutonnerie. 5 vinos distintos con 5 platillos conforman este festín cuyo precio se encuentra en 1,800 pesos.

En Forbes Life asistimos a la cata de vinos de Italia, que más bien se trató de una extensa clase que enriquecía con conocimiento cada copa. La maestría del también sommelier realmente se refleja en estas cenas permitiendo a los comensales apreciar más el contenido de la copa.

Italia es considerada la tierra del vino, ocupando el 3er lugar a nivel mundial en consumo y el 1ro en exportación. Más de dos mil tipos de uva se cultivan en este país europeo por lo que no sólo se distingue de otros países por su variedad sino también por las leyes que han tenido que crearse para regular su producción. Una de las más notorias es la categorización de su denominación de origen, pues a diferencia de otros lugares, ésta se presenta en distintos niveles. La Denominación de Origen Controlada y Garantizada es la que se le otorga únicamente a los mejores vinos que se cosechan y producen directo en su región de origen.

3_3

Estos son los vinos italianos recomendados:

  • Bellavista. Franciacorta Cuvee Brut. Un vino espumoso ideal para el amouse bouche color amarillo paja y toques florales y cítricos.
  • La Valentina. Trebbiana D’Abruzzo. Este blanco semi seco se marida bien con ensaladas por su alta acidez, pero gran suavidad y agilidad en boca.
  • Argiano. Brunello Di Montalcino. De color rubí intenso y con toques de cereza, madera y hierba es perfecto para combinar con una pasta fresca con queso parmesano.
  • Cogno. Barolo Cascina Nuova. Un excelente vino para el plato fuerte, especialmente para carnes rojas, pues aunque tiene una menor densidad el sabor es suficientemente intenso para no chocar con un plato como el châteaubriand con reducción de vino tinto.
  • Zenato. Amarone Della Valpolicella Classico. A pesar de no ser un vino de postre, este tinto de rojo intenso logra un gran contraste con un soufflé de chocolate, ya que la dulzura de éste se ve complementada con el toque seco e intenso del vino.

La carta de vinos de este restaurante promete ser una de las mejores del D.F. Actualmente cuenta con 350 etiquetas, pero para finales de año esperan contar con 500.

Las próximas catas son:

  • 28 de septiembre: Cata de Tequilas
  • 27 de octubre: Cata de Vinos de España
  • 24 de noviembre: Cata de Vinos de Pinot Noir
 

Siguientes artículos

Agenda de la semana: una perspectiva contemporánea
Por

Para nuestra agenda de la semana, artistas mexicanos inundan Italia con una perspectiva conceptual, mientras que la visi...