Con frecuencia asociamos las vacaciones con el descanso. Esta idea nos lleva a modificar drásticamente nuestra rutina diaria, y en el mejor de los casos, dormimos más horas, comemos algunos alimentos en exceso y evitamos, a toda costa, realizar actividades físicas.

Sucede que cuando concluyen las vacaciones nos sentimos todavía más cansados que el día que comenzaron. ¿Te ha sucedido? Esto se debe, entre otros factores, al desequilibrio en los niveles de glucosa derivado de los cambios en los horarios de las comidas y al consumo de alimentos industrializados altos en grasas saturadas, azúcar y harinas refinadas. Además de sodio.

“Estos son productos que causan estrés químico y que nos hacen sentir a lo largo del día como si fuésemos en una montaña rusa: por momentos en lo alto, con mucha energía. En otros, tan agotados que podemos perdernos las mejores experiencias en pareja, con la familia o los amigos”.

Es así como Paulina Moreno, wellness coach fundadora de Benefit Lab, ejemplifica una de las consecuencias de omitir una dieta saludable aun en vacaciones. Y, vaya, “no se trata de privarse de ciertos gustos, simplemente de sustituirlos con opciones naturales, deliciosas y muy frescas a propósito del calor primaveral”.

Aquí cinco alimentos que te permitirán mantener un nivel constante de energía para disfrutar de tus vacaciones al máximo y regresar al trabajo con ánimo.

1. Plátano

Es una excelente fuente de energía y salud. Es rico en vitamina B6, vitamina C, potasio y manganeso y contiene una gran cantidad de antioxidantes y fibra. Además de tener el poder de saciar los antojos.

Puedes congelarlo, dejarlo sin cáscara y cortarlo en trozos para hacer un rico helado natural. Bastará con licuarlo y agregar unos trocitos de nuez… ¡y listo!

2. Maíz

Es rico en vitamina A y al igual que otros granos enteros como el amaranto o el arroz silvestre, es un recurso excepcional para la concentración y el aprendizaje. Pues las vacaciones son una buena oportunidad para leer un buen libro o adquirir nuevos conocimientos.

Puedes disfrutarlo como botana. Solo elabora un taquito de tortilla rústica con espinacas, arúgula, aguacate, unas gotitas de limón, sal y pimienta.

3. Espinaca

alimentos

Foto: Pixnio

Además de sus propiedades antiinflamatorias, se ha demostrado que los diferentes fitonutrientes y pigmentos que contiene protegen la piel de las radiaciones solares.

Es un ingrediente muy vistoso en ensaladas, pero también es buena idea incluirla en bebidas frutales.

4. Fresa

Es una de las frutas de temporada, carnosa y muy fresca. Su abundancia en vitamina C la convierten en un elemento indispensable para mejorar la resistencia a las infecciones.

Llena una jarra pequeña con agua natural y agrega un par de fresas enteras, al igual que una mora azul y una hojitas de menta o yerbabuena. Déjala reposar por unos minutos y tendrás una bebida excepcional.

5. Nueces

Alimentos

Foto: Pixnio

Son una valiosa fuente de Omega 3 que previene el insomnio, el nerviosismo y la depresión. Son un “alimento energético” y rico en proteínas.

Son óptimas como snack saludable a media mañana y tan versátiles que puedes utilizarlo como ingrediente en una gran número de recetas.

También te sugerimos: Dieta Flexitariana: el menú que puede ayudar a salvar el mundo

Síguenos en:

Twitter

Facebook

Instagram

Suscríbete a nuestro newsletter semanal aquí

 

Siguientes artículos

Flexitariana
Dieta Flexitariana: el menú que puede ayudar a salvar el mundo
Por

Los cultivos que forman parte de este esquema destacan por su valor nutrimental, bajo impacto ambiental, accesibilidad y...