“A nuestra querida hija” es la inscripción que aún se lee en el reloj que uno de los fundadores de Baume & Mercier regaló a su pequeña, Mélina Baume, en 1869. Conversamos con Marie Chassot, directora de Marketing de Producto, sobre la mujer y el tiempo.

Por Victoria Mass

La historia de Baume & Mercier se remonta a 1830, año en que se fundó el negocio familiar en Suiza, dirigido por los hermanos Louis-Victor y Célestin Baume. A comienzos de la década de 1920, William Baume unió esfuerzos con Paul Mercier. Juntos fundarían Baume & Mercier en 1918.

Marie pronuncia “Baume et Mercier” con un delicado acento francés mientras sostiene un poderoso Shelby Cobra y un femenino Petite Promesse. Durante los dorados —o, más bien, locos— años 20, la marca supo captar la importancia de la emancipación de la mujer y utilizaron los deseos de esta como una fuente inagotable de inspiración. Uno de sus modelos más reconocidos es el Marquise: joyería acompañada por un brazalete rígido, que combinaba estética y pragmatismo. Han gestado relojes de mujer modernos, demostrando que no tienen por qué ser la versión miniaturizada y simplificada de los modelos para hombre.

¿Qué estrategia veremos este año?

Durante los dos últimos años nos hemos enfocado en cuatro conceptos: la feminidad, nuestra legitimidad relojera de 186 años de historia, el posicionamiento debido al precio y el brand awareness. El año pasado presentamos por primera vez dos ediciones limitadas para celebrar la leyenda de Shelby. Este año homenajeamos al auto vencedor y sus códigos estéticos, el Cobra CSX 2128. Con Petite Promesse queremos hablar a generaciones jóvenes y conectar con ellos, no sólo a nivel de producto, sino también a través de la comunicación. Vemos que la edad media de nuestros consumidores está aumentando y no es consistente con el ADN de la marca. Petite Promesse tendrá una comunicación importante en digital para reconectar con estos nuevos consumidores.

¿Algo específico para México?

No lanzamos objetos dedicados a una región, pero sí escuchamos. Para la primera edición limitada de Cobra tuvimos el feedback de México que debíamos incluir la correa de caucho.

¿Planean invertir en Latinoamérica?

Sí, este año estamos ampliando la distribución en México y Brasil para el posicionamiento. Somos la marca que da acceso a la alta relojería, así que comenzando con la generación joven estamos haciendo una inversión a largo plazo.

Marie Chassot

Marie Chassot, directora de Marketing de Producto, Baume & Mercier

Nacido para ganar

Un guardatiempos que rinde tributo al espíritu de resistencia encarnado por Carroll Shelby. El Capeland Shelby Cobra Limited Edition se inspira en uno de los Cobra más laureados de la historia: el CSX2128, el roadster de carreras 289, fabricado para competir en las 12 Horas de Sebring de 1963. Este Cobra participaba con el número 15 e hizo realidad el sueño de Carroll. Una leyenda en la muñeca.

baume-et-mercier.mx

Unknown-1

Síguenos en:

Twitter

Facebook

Instagram

 

Siguientes artículos

El Bosco. La exposición del V centenario
Por

Sé, que como yo, hay muchas personas que siempre que visitan la colección permanente del Prado o van a ver una exposició...