Donald Colville es el Global Scotch Ambassador de Diageo y en esta exclusiva con Forbes Life comparte su definición de éxito, la visión que tiene de México y muchas cosas más que sorprenderán. 

¿Qué es el éxito? 

Ser feliz, la gente pone mucha presión para alcanzar el éxito económico pero si puedes salir de cualquier situación siendo feliz entonces eso es el éxito.

¿A quién admiras?

PUBLICIDAD

He tenido mucha suerte en conocer a personas muy interesantes, pero admiro a gente como mi bisabuelo que me inspiró para trabajar en la industria del whisky.

Para ti, ¿qué significa ser feliz? 

La felicidad para mí en estos momentos es ver la cara de mi hija de 5 meses y trabajar en la industria de whisky, que es lo que soy, no podría imaginarme en otro lugar.

¿Cuándo comenzó tu carrera en el mundo del whisky? 

Llevo trabajando en la industria del whisky por casi 17 años, comencé en el área de ventas en una industria local de whisky y he trabajado desde entonces, no es un trabajo es un estilo de vida.

¿Cómo defines a México?

Vibrante y pasional.

Foto: Twitter @DonaldColville

Tu mayor éxito en la vida. 

Cuando conseguí este trabajo sabía que mi bisabuelo había trabajado en la industria del whisky pero nunca me imagine lo conectado estaba y todo el trabajo que había dedicado a Johnnie Walker y fue hasta que empecé en la empresa y vi los documentos y archivos de su trabajo que me di cuenta que estaba en el lugar correcto. Mi hija es otro de mis grandes éxitos en la vida.

Tu más grande fracaso. 

No creo en el fracaso, para mí el fracaso es simplemente un proceso para alcanzar el éxito y que si algo tiene es que te hace más fuerte.

Tu bar favorito. 

Tengo la suerte de viajar mucho y conocer bares por el mundo, si tengo que ser honesto, los mejores bares para mí son los que tengo en casa y a los que voy con mis amigos, pero si tengo que nombrar al mejor bar de whisky sería el nuevo bar que abrió en Londres, Black Rock, solo sirven whisky y es un concepto muy impresionante y bastante novedoso tiene desde los típicos whiskys que todo el mundo conoce hasta los más raros y antiguos.

Algo que nadie sabe de ti. 

Una de mis historias favoritas es que de niño, una de las personas que cuidó de mí fue un integrante de The Beatles… y fue Paul McCartney, ya que cuando alcanzó la fama Paul compró una granja que estaba cerca de la casa de mis padres y cuando quería escaparse de los paparazzis se hospedaba en ella. Mis padres se hicieron muy amigos de él y su esposa Linda así que muchas veces me quedaba con ellos.

Síguenos en:

Twitter

Facebook

Instagram

Suscríbete a nuestro newsletter semanal aquí

 

Siguientes artículos

Obsesiones de la semana: emociones reales
Por

Cada semana elegimos los objetos y accesorios que han robado nuestra atención y se han convertido en nuestras obsesiones...