Si te gustan los vinos americanos debes saber que al norte, muy al norte, existe una región canadiense que cuenta con algunos muy buenos y que ofrece una original experiencia de viaje.

 

A una hora en avión desde Vancouver, la ciudad más importante de la provincia de Columbia Británica, se ubica el Valle de Okanagan, un lugar ideal para cultivar viñedos, con un gran lago rodeado de bosques y montañas, donde se crían cabras y se pueden ver algunos de los mejores paisajes de Canadá. Todo lo anterior se traduce en buenos vinos y deliciosos quesos, que acompañan al viajero por los pueblos del lago, en un recorrido donde se come bien, se bebe aún mejor y se disfruta de cualquier estación.

Buenos vinos

Buenos vinos

Kelowna es la ciudad más turística del Valle de Okanagan, con numerosos resorts y hoteles a orillas del lago. Las calles, tiendas y restaurantes del centro tienen todo el encanto que asociamos con Canadá: cabañas de troncos de madera y construcciones estilo victoriano, todo rodeado de bosques y senderos que parecen paisajes de calendario.

Pero Kelowna es, más que una postal, toda una experiencia de viaje que incluye la visita a alguna de las 25 bodegas de vino de la zona. Puedes hacer una simple degustación o un recorrido completo por el campo y las bodegas. No te preocupes por las etiquetas o seriedad asociadas al vino, aquí el ambiente es desenfadado, se hacen amigos muy fácilmente y cualquier viajero puede llegar –sin reservaciones– a pedir una degustación o descorchar una botella para tomarla a orillas del lago.

3Mission Hill es el viñedo más grande e impactante para comenzar el recorrido. Es pionero en la certificación de origen del Valle de Okanagan. Esta bodega parece una fortaleza, con grandes construcciones, numerosos jardines y patios para pasar un buen rato degustando vinos. Como en casi todas las bodegas, estas marcas sólo pueden encontrarse aquí y en contados restaurantes o tiendas de la región, así que es una oportunidad para probar uno de los mejores icewine del mundo: el Okanagan Vintage, un “vino de hielo” producido con uvas cosechadas en la primera helada, dulce y generoso en sabores, perfecto para acompañar un postre o frutas.

4De ambiente completamente diferente son los viñedos Calona, los primeros en producir vino en la región. La casa fue fundada por italianos en 1932 y conserva todo el estilo de las enotecas. Calona es una casa rodeada de parras, a medio camino entre el centro de Kelowna y las montañas. Es difícil escoger entre sus vinos premiados, pero una copa fría de Pinot Blanc es una buena opción para refrescarse y gozar de un vino frutal con mucho cuerpo.

 

Quesos y monstruos

Monster Vineyards.

Monster Vineyards.

Si te gusta caminar, te espera un hermoso sendero de 12 km por el bosque para llegar a la tienda de quesos artesanales Carmelis, aunque también puedes tomar un taxi; lo importante es que no te pierdas este paraíso de los quesos de cabra. Aquí encontrarás delicias como queso estilo feta y enormes ruedas de queso lior. Para acompañarlos llévate una botella de Monster Vineyards, un vino decorado con dibujos de Ogopogo, el mítico monstruo que –de acuerdo con las leyendas– vive en las profundidades del lago de Okanagan.

Hay más ciudades alrededor del lago, como Summerhill y Penticton, con visitantes de todo el mundo. Muchos de ellos quedaron enamorados del lago y regresan cada año a pasar todo el verano. Pronto estamos platicando con otros viajeros y residentes, y escuchamos historias sobre ranchos de cebras, saltos en paracaídas, recorridos en trenes históricos, parques acuáticos, tirolesas, pistas de go-karts y todo lo que se puede hacer en un lago: como esquí acuático, kayak, stand up paddle o paseos nocturnos en barcos, con cena y baile incluidos. ¿Qué tal? Vale la pena extender ese viaje a Vancouver y dedicar algunos días a la región vinícola más norteña de América.

6

Cómo llegar
Vuelo a Kelowna desde la Ciudad de México –con escala en Vancouver– con Air Canada.

Dónde hospedarse
Cove Lake Side cuenta con cabañas con vista al lago, playa privada, albercas, marina y restaurantes. Tarifas desde 250 dólares canadienses por pareja.

Vino canadiense.

Vino canadiense.

Viñedos
Mission Hill destaca por su arquitectura y cuenta con visitas guiadas todos los días durante el verano. A los viñedos Calona se puede llegar caminando desde el centro y hay degustaciones diarias de 9:00 a 18:00 horas. Aquí información de los viñedos de Kelowna.

Dónde comer
Con todo el estilo de los “Bouchon”, los restaurantes tradicionales de Lyon en Francia, el Bouchons Bistro ofrece recetas galas bajo un menú de tres tiempos que suele incluir pato, embutidos como la Rosette y postres como el clásico crème caramelo. No olvides pasar por unos quesos a Carmelis; también tienen una degustación que cuesta 5 dólares canadienses.

 

Contacto:

Correo: [email protected]

Twitter: @lagiraffecom

Página web: LaGiraffe

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Este reloj de Vacheron Constantin redefine los límites de lo imposible
Por

Se trata del reloj de bolsillo Reference 57260, también conocido como “el reloj con más complicaciones jamás realizado”....

También te puede interesar