Es justo decir que estamos viviendo la era avant-garde de los vehículos de alta mar, los grandes astilleros ya no se conforman con yates de gran tamaño. Ahora el diseño y la arquitectura son los principales protagonistas en sus conceptos, cada vez más arriesgados y alejados de lo convencional.

Por: Fernanda Pérez

Detalles únicos, amenidades que jamás se pensaron ver en un yate y un estilo exclusivo son algunas de las cualidades de los modelos que te presentamos a continuación, ¿cuál será tu favorito?

Shaddai o tocar el cielo en el océano

El concepto desarrollado por el italiano Gabriele Teruzzi es una completa oda al futurismo que se traduce en un modelo que su creador define como ‘ascendente’, inspirado en la Torre de Babel, las pirámides Egipcias y los rascacielos contemporáneos.

En una estructura de imponentes 150 metros, la cabina principal se alza a 38 metros de altura y se mantiene suspendida para que su propietario viva la verdadera experiencia del lujo en un espacio íntimo donde se encuentra una infinity pool al borde de una terraza privada. Mientras tanto, en la cubierta inferior se hallará un beach club, donde la piscina se convierte en una cascada que proporciona al área una tranquilidad acuática inigualable realzada gracias al acuario que los pasajeros podrán observar en el muro del fondo.

gabrieleteruzzi.com

PUBLICIDAD

Oculus, el yate que imita la estética del mamífero más grande del mundo

Al embarcarse en este diseño, los creadores de Schöpfer han planeado un yate de 76 metros de largo que alcanzará velocidades de hasta  21 nudos. Recibirá a una tripulación de 14 personas en un interior confortable que ofrece líneas curvas y espacios amplios con decoración pulcra y modernista.

Su misterioso nombre proviene del modo en que se fraguó su configuración exterior pues fue diseñada de manera que pareciera el sistema óseo de una criatura marítima. Así, su proa trasera es una dramática emulación de la mandíbula de una ballena, acompañada de un fragmento circular que funciona como el globo ocular de dicho mamífero.

Star yacht, un astro en alta mar

Más de 130 metros de largo, una figura minimalista, áreas para invitados que abarcan 37 mil 674 metros cuadrados y espacio para recibir hasta 200 pasajeros, son sólo algunas de las amenidades que la multinacional BMT Nigel Gee, en colaboración el Lobanov Design, idearon. La idea original, de Alex Malybaev, surgió en 2014 al darse cuenta de la falta de innovación que existía en la industria naval, es por eso que esta nave no sólo es visualizada como un yate, también se espera que sea el hotel flotante más lujoso del mundo.

El casco de este futuro gigante es una obra de arte, pues se presentará en un puro color blanco con patrones en forma de copo de nieve que funcionan como ventanales.

The Streets of Monaco, la ciudad europea flotante

Si hay una compañía que entiende el significado del lujo, esa es Yacht Island que, fiel a su propio nombre, se encarga de crear territorios flotantes para navegar en ellos, en compañía de lujos y arquitectura. Streets of Monaco es un proyecto donde también se verá involucrada la ingeniería de BMT Nigel Gee, quien dotará a esta estructura de 155 metros con una propulsión a base de diésel que fluirá a 15 nudos de velocidad.

En cuanto a su original diseño, hace homenaje a su propio nombre, pues recrea la arquitectura del principado de Mónaco. ¿Qué habrá en su interior? Una zona oasis que imita a los jardines de la ciudad europea en cuestión, spa, jacuzzi, suites para invitados, biblioteca, cine y -por si hiciera falta un poco más de entretenimiento- una pista de karts.

yachtislanddesign.com

 

Con información de: Robb Report

Síguenos en:

Twitter

Facebook

Instagram

Suscríbete a nuestro newsletter semanal aquí    

 

Siguientes artículos

Este tequila es 100% orgánico y artesanal
Por

El Tequila Hacienda los Álamos es un destilado orgánico en su totalidad y hecho de forma artesanal, su denominación de o...