Ford pagará al gobierno de San Luis Potosí 65 millones de dólares (mdd) por la cancelación de su planta armadora, así lo anunció el gobernador de la entidad, Juan Manuel Carreras López.

En su cuenta de Twitter, el mandatario priista informó que las negociaciones entre la firma estadounidense y la entidad han terminado, logrando nuevos acuerdos.

Esto, luego de que en enero pasado se anunciara que la cancelación de la planta automotriz de 1,600 millones resultaría desfavorable para México.

Dos días después de revelados los nuevos planes, se informó que la automotriz debería devolver el terreno, que había sido donado por el estado.

PUBLICIDAD

Lee también: Estamos muy orgullosos de nuestra operación en México: Ford

En un segundo tuit, Carreras López añadió que con los recursos obtenidos de la indemnización se iniciará la construcción de nuevos brazos en el Distribuidor Vial Juárez.

El 3 enero de 2017, Ford anunció la cancelación de la planta en la que fabricaría autos compactos, argumentando que el mercado estadounidense exige SUVs y pickups debido al bajo precio de los combustibles, aunque la medida fue vista por algunos especialistas como una respuesta directa a las presiones impuestas por el recién electo Donald Trump.

Uno de los ejes de campaña de Trump fue la promesa de devolver la gloria pasada a la manufactura estadounidense, de la que la industria automotriz es columna vertebral. La estrategia fue considerada por analistas como una medida proteccionista que terminaría por afectar a los consumidores estadounidenses, pero la nueva administración no cejó y a Ford le siguieron General Motors y FIAT Chrysler con anuncios similares.

 

Siguientes artículos

walmart
Walmart supera expectativa en ventas durante junio
Por

Credit Suisse esperaba un incremento de 5% a unidades iguales para Walmart durante junio.