Pedir prestado a conocidos es común en nuestro país. De los casi 30 millones de mexicanos que recurrieron a los préstamos informales entre 2014 y 2015, el 61% acudió a familiares y el 33% a amigos, de acuerdo con la última Encuesta Nacional de Inclusión Financiera.

Las razones son varias: muchos no tienen siquiera una cuenta de débito, otros tuvieron un crédito formal y decidieron que ya no quieren otro, algunos no cumplen con los requisitos de los bancos, y hay quienes simplemente rechazan a las instituciones financieras porque no confían en ellas, creen que tienen mal servicio, o bien, la sucursal les queda lejos.

El punto es que hay una buena cantidad de préstamos bajo el agua y buenos pagadores “invisibles” que los bancos y los burós de crédito ignoran.

Más allá de las pequeñas y medianas financieras que han rescatado a una parte de estos consumidores –en especial a los que sí tienen un historial de crédito limpio y que por otros motivos no pueden acceder a préstamos formales– hacen falta esfuerzos que retribuyan a quienes sí pagan a tiempo sus deudas a familiares y amigos, porque sí hay, y muchos.

En otras palabras: la banca necesita ‘informalizarse’. No me refiero a dejar de vigilar que se cumplan las reglas que benefician al consumidor, sino que aterricen en la realidad de que hay mucha gente necesitada de servicios financieros y está desatendida por razones casi irrisorias, como el típico ejemplo del que no le aprueban un crédito porque nunca ha tenido un crédito, además de considerar que las nuevas generaciones huyen de la burocracia, las deudas y, en general, de la formalidad.

En México hay algunos casos que se van acercando a lo que quizá será la banca en el futuro, como Credilikeme, y en Estados Unidos ya hay esfuerzos mucho más ‘informales’ como la prestadora SoFi, que organiza eventos y otros servicios para sus socios, que tienen poco que ver con los servicios bancarios, por ejemplo, el coaching de carrera.

Probablemente el truco para no perder relevancia en el mercado de los préstamos sea informalizar a la banca, no formalizar a las personas.

 

Contacto:

Correo: [email protected]

Twitter: @ComparaGuru

Facebook: ComparaGuru

Página web: ComparaGuru.com

Blog: ComparaGuru.com

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Cómo puedes protegerte ante desastres naturales
Por

El 70% de los mexicanos viven expuestos a catástrofes naturales, y aunque éstas no se pueden evitar, lo que sí puedes ha...