Foro Forbes Centroamérica 2015: Los hackers, además de querer robar todo lo que tiene tu computadora y tu negocio, ahora están vendiendo abiertamente al mejor postor códigos maliciosos que pueden dañar la infraestructura de una poderosa nación o, incluso, matar. 

 

En Silicon Valley los hackers han comenzado a montar legalmente empresas para desarrollar y comercializar armas cibernéticas de destrucción masiva, tecnología que puede dañar la infraestructura de un país, secuestrar los datos más secretos de una empresa o, incluso, convertirse en una herramienta para asesinar.

PUBLICIDAD

“Ése es un ejemplo de la evolución de los hackers… Ahora hay compañías cuyo único objetivo es crear armas cibernéticas de destrucción masiva”, revela David DeWalt, chairman y CEO de FireEye.

La Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) destaca en un reciente análisis que, hace tan solo algunos años, quienes perpetraban ataques informáticos eran regularmente individuos que de manera entusiasta probaban sus conocimientos técnicos para penetrar redes de cómputo ajenas y extraer información, más por reto técnico y reconocimiento que por obtener algún beneficio económico.

“Hoy en día la situación es bastante diferente, ya que existen grupos delincuenciales bien organizados y con recursos tecnológicos y económicos capaces de p09ntuales, a largo plázo y con características de evasión”, dice la Sedena en una serie de documentos en los que justifica la construcción de un Centro de Operaciones del Ciberespacio.

Más allá de eso, como indica David DeWalt, los hackers ahora están vendiendo, dentro de la ley y al mejor postor, programas maliciosos de destrucción masiva, algo que va más allá de lo que hacen los italianos de The Hacking Team, quienes se hicieron famosos en todo el mundo tras descubrirse que están vendiendo software de espionaje a cualquier gobierno o cliente con el dinero suficiente para apoderarse de la información de sus competidores o enemigos, amenazas, periodistas o para lo que deseen.

“Diariamente se registran miles de ataques no exitosos a la infraestructura del centro de datos de la Sedena, incrementándose estos en los días críticos, como es el caso de las celebraciones de las fiestas patrias”, dice la Sedena en el Análisis Costo-Beneficio del Centro de Operaciones del Ciberespacio.

Dmitry Bestuzhev, director del equipo de investigación y análisis de Kaspersky en América Latina, registró 398 millones 628,600 incidentes en la región entre enero y finales de agosto de 2015.

“Un incidente quiere decir que es un evento de seguridad en donde ha habido el intento de comprometer, de alguna u otra manera, la información de los usuarios. En ese tiempo, han sido literalmente 230 días calendario, o 19 millones 872 segundos, cuántos ataques entonces se registraron desde el 1 de enero hasta ahora: 20.1 incidentes por segundo, esto solamente en América Latina, en nuestros países”, explica el experto ruso.

David DeWalt dice que hay mucho espionaje entre las empresas. Es probablemente lo más común que han detectado en México: empresas que espían a través de hackers para conocer proyectos de competidores y ganar contratos, tomar ventaja en medio de los agujeros de seguridad.

El potencial de este negocio es muy atractivo, tomando en cuenta que una simple herramienta de espionaje dirigido a algún político, actor o empresario, cuesta en el mercado alrededor de 250,000 dólares. Si quiere saber cuánto cuesta destruir la estabilidad y reputación de un país o una corporación, llame a alguna de las firmas de moda en Silicon Valley y solicite su cotización…

¿Quieres saber más sobre la seguridad en la red ? Sigue el Foro Forbes en ciudad de Guatemala el próximo 11 de noviembre. El Futuro está aquí.

 

Siguientes artículos

banxico
Banxico prevé que economía crezca menos en 2015
Por

El avance de las reformas estructurales es uno de los principales factores que puede apoyar el crecimiento en México, si...