El avance que ha mostrado Querétaro como polo de inversiones en diversas industrias es el resultado de la vinculación entre empresas, universidades y las políticas públicas que han desarrollado gobiernos estatales de diverso origen político durante 40 años, aseguraron líderes de industria y de la administración local.

De acuerdo con Lorena Jiménez Salcedo, presidenta del capítulo Querétaro de la Confederación Patronal de la República Mexicana, el que estado alcance niveles de crecimiento de 4% en los años recientes es muestra de que ha funcionado la sinergia de empresas, academia y estado gracias a que los gobernadores en varias décadas no han perdido la visión de hacia dónde debe ir la entidad.

TAMBIÉN LEE:

Urgen más ingenieros en la transformación digital

“Es una triple hélice que sí funciona”, dijo Jiménez en un panel sobre cómo atraer más inversiones al estado dentro del Foro Forbes Industrial Summit en la capital queretana. Asimismo, refirió que en años recientes han llegado más empresas aeroespaciales y automotrices, universidades y centros de investigación para aprovechar el ecosistema de negocios que esa vinculación ha detonado.

Querétaro, dijo, es parte relevante de la alianza Centro-Bajío (junto con Guanajuato, San Luis Potosí, Aguascalientes y Jalisco), que ha crecido hasta 4.5% en años recientes, contra niveles mucho más bajos a nivel nacional.

El moderador del panel, Roberto Arteaga, editor de Forbes México, aseveró que para muchos observadores, de dentro y fuera de México, ha sido primero sorpresivo y luego refrescante ver el modelo de desarrollo del estado, con lo cual se ha convertido en un jugador dominante en aeronáutica y en la manufactura de autopartes.

Por su parte, Jorge Rivadeneyra, presidente de la Canacintra Querétaro, afirmó que en el llamado “modelo Querétaro” de vinculación, ha sido fundamental la participación del estado. Temas como seguridad, transparencia en finanzas públicas, ataque a la corrupción, promoción de la inversión y esquemas capacitación constituyen el aporte que el gobierno estatal ha dado en este modelo industrial y económico.

“Todos los elementos se juntan”, dijo Rivadeneyra. “Por lo tanto Querétaro es un estado diferente para la actividad industria y queremos que se siga el modelo de Querétaro en todo el país”.

Lorena Jiménez, presidenta de Coparmex Querétaro. FOTO: Angélica Escobar/Forbes México

En este sentido, José Antonio Pérez Cabrera, subsecretario de Desarrollo Sustentable, dijo que en la apuesta de Querétaro por la sinergia el gobierno estatal es el facilitador para que las cosas sucedan.

“Los empleos los crean los empresarios y el gobierno debe crear las condiciones para ello con el uso de herramientas, programas y proyectos para generar ese ecosistema sano para fomentar la inversión de valor agregado”.

El funcionario en la administración del gobernador Francisco Domínguez aseguró que la transformación de Querétaro en un jugador industrial de peso en áreas como la aeroespacial, automotriz, logística y agroindustrial se enmarca en el entendimiento del sector público de las necesidades de la industria.

Industria aditiva

En cuanto al potencial del estado para seguir en la senda del crecimiento, los panelistas coincidieron que gran parte debe ser aplicar una visión de valor agregado en todos los procesos que conforman el ecosistema de negocios. La idea, afirma Rivadeneyra, es que Querétaro empuje la agenda de transformación hacia la Industria 4.0, en donde se combinan elementos de valor agregado en la manufactura con las tendencias que derivan de la inteligencia artificial.

Eso, indica el empresario, debería tomarlo en cuenta el propio gobierno federal para el nuevo diseño de las políticas públicas industriales.

Panel sobre el Modelo Querétaro en el Forbes Industrial Summit. Foto: Angélica Escobar/Forbes México

En Querétaro, dijo Pérez Cabrera, se ha montado un nuevo modelo de manufactura aditiva para responder a las necesidades de la Industria 4.0. “Ya tenemos un consorcio de manufactura aditiva que permite a todos los sectores desarrollar aquí prototipos”, afirmó. Detalló que la firma aeroespacial francesa Safran tuvo que ver con esto al desarrollar en conjunto con el estado y la academia un programa para capacitar a ingenieros mexicanos en Francia para la transferencia tecnológica.

Con ello, dice el funcionario, se puede conseguir que un estudiante en la Universidad de la Aeronáutica, por ejemplo, se dedique a participar en el proceso de fabricación de una paleta que vaya en una turbina. Así, dice, cuando trabaje en una empresa ya estará capacitado para entender todos los procesos que implica esa parte.

Esa es una de las partes que pondera el gobierno, dice Pérez Cabrera. El gobierno de Querétaro no condona impuestos ni regala tierra a las empresas que se montan en el estado. “Preferimos, asegura, regresar impuestos al inversionista en temas de transferencia tecnológica, capacitación, seguridad, infraestructura… eso es lo que nos hace atractivos”.

Esta referencia al estado de derecho y, por ende, la gobernanza, es vital para continuar las inversiones en la entidad, dijo finalmente Jiménez, la titular de Coparmex estatal. Si bien hay áreas a mejorar (en seguridad, en propiedad intelectual, etcétera), afirma que gracias a la buena gobernanza que se observa en Querétaro fluyen las inversiones.

“hasta 40% de la inversión extranjera que llega al estado la marca la gobernanza, 32% las condiciones del país”, afirma. Ello gran oportunidad para que todos los sectores del ecosistema de negocios local funcione. “Por ello, cuando los gobiernos de otros estados no comprenden esto, es que fracasan”.

 

Siguientes artículos

Urgen más ingenieros en la transformación digital
Por

La adopción de la tecnología enfrenta el reto de encontrar el talento para implementar los cambios que propone la indust...