Los paraísos fiscales, la falta de paga de impuestos por las empresas, así como la mala distribución de los ingresos muestran que la desigualdad seguirá aumentando, según la organización Oxfam.

 

La fortuna de las 62 personas más ricas del mundo creció 542,000 millones de dólares (mdd) de 2010 a 2015, mientras que los ingresos en manos de la mitad más pobre de la humanidad se redujo en un billón de dólares (un millón de millones) en el mismo periodo. La desigualdad en el mundo sigue creciendo de forma constante año con año, indicó el organismo no gubernamental Oxfam.

PUBLICIDAD

“Ésta es sólo la última evidencia de que actualmente la desigualdad en el mundo ha alcanzado unos niveles sin precedentes en poco más de un siglo”, agrega la organización no gubernamental.

La organización en su estudio muestra que los ingresos del 10% de la población más pobre del mundo aumentaron menos de tres dólares al año en casi un cuarto de siglo. Por lo que sus ingresos diarios han aumentado menos de un centavo al año.

“La creciente desigualdad económica perjudica a todo el mundo, ya que debilita el crecimiento y la cohesión social. Pero es la población más pobre la que sufre sus peores consecuencias”, agrega Oxfam.

La institución puntualiza que unos de los problemas para que la riqueza no sea redistribuida son los paraísos fiscales.

La riqueza individual que se encuentra oculta en paraísos fiscales asciende ya a 7.6 billones de dólares, una suma mayor que el PIB del Reino Unido y Alemania juntos, revela Oxfam en su estudio ‘Una Economía al servicio del 1%’.

En este mismo sentido, Oxfam dice que los impuestos no recaudados por la evasión y elusión fiscal comprometen a los presupuestos públicos, esto se traduce a su vez en recortes de servicios públicos esenciales como la sanidad o la educación. “El problema de la evasión y la elusión fiscal se está agravando con rapidez”, agrega.

La desigualdad se ve agravada por la capacidad de algunas empresas para utilizar el control monopolístico y la propiedad intelectual, manipulando el mercado para expulsar a sus competidores y disparar los precios que pagan los consumidores finales, explica.

A continuación, 5 datos que explican por qué la desigualdad seguirá creciendo.

  1. En 2015, sólo 62 personas poseían la misma riqueza que 3.600 millones (la mitad más pobre de la humanidad). No hace mucho, en 2010, eran 388 personas.
  2. La riqueza en manos de las 62 personas más ricas del mundo se ha incrementado en un 44% en apenas cinco años, algo más de medio billón de dólares desde 2010, hasta alcanzar 1.76 billones de dólares.
  3. La riqueza en manos de la mitad más pobre de la población se redujo en más de un billón de dólares en el mismo periodo, un desplome del 41%.
  4. Desde el inicio del presente siglo, la mitad más pobre de la población mundial sólo ha recibido el 1% del incremento total de la riqueza mundial, mientras que el 50% de esa “nueva riqueza” ha ido a parar a los bolsillos del 1% más rico.
  5. Los ingresos medios anuales del 10% más pobre de la población mundial, en quienes se concentran pobreza, hambre y exclusión, han aumentado menos de tres dólares al año en casi un cuarto de siglo.

 

Siguientes artículos

Grupo Urrea, un imperio de muebles de baño de 400 mdd
Por

Después de superar las crisis económicas, la firma de muebles de baño y cerrajería se prepara para crecer su operación e...