Con parejas, grupos pequeños e incluso madres con carreola es como los centros comerciales y tiendas departamentales de la Ciudad de México reiniciaron operaciones este miércoles, luego de que la fecha de su reapertura fuera aplazada por autoridades locales.

Con un aproximado de 1,000 personas hasta el corte del medio día, la plaza Antara de Polanco comenzó operaciones con filtros sanitarios en cada una de sus tiendas.

El alcalde de la Miguel Hidalgo, Víctor Hugo Romo, dio el visto bueno al centro comercial durante su visita al lugar, ya que cumple con las medidas sanitarias que establece la Gaceta Oficial local, como operar al 30% de su capacidad, por lo que tiene un máximo de 37,200 personas por el momento.

Foto: Fernando Luna / Forbes México.

Con bolsas de varias tiendas en mano y cubrebocas sobre el rostro, decenas de personas caminan sobre los pasillos del centro comercial al aire libre. Aunque la disposición refiere que solo un individuo por familia puede ingresar, es común ver parejas o incluso madres con carreolas por el lugar.

Aunque los lineamientos de la CDMX refieren que los locales de los centros comerciales deben abrir de manera alternada por número par y non, no es así en Antara, ya que hay suficiente espacio entre cada comercio, detalló Romo Guerra.

“Aquí perfectamente están bien separados, la medida se realiza cuando están muy juntos, ya se hizo aquí el estudio específico; para otros centros comerciales se hace que sean non y par pero aquí son espacios muy grandes”, detalló a los medios de comunicación.

Foto: Fernando Luna / Forbes México.

Los probadores de ropa están prohibidos por el momento, además cada local tendrá que realizar el filtro sanitario a los clientes a su ingreso, especificó el alcalde.

Lee: Estancia máxima de 1 hora y otras medidas para reapertura de centros comerciales en CDMX

La mayoría de los empleados atienden con cubrebocas y careta, aunque unos pocos solo utilizan la mascarilla. En tanto, las grandes marcas son las que acaparan más a los compradores, mientras los pequeños locales permanecen vacíos o con pocos clientes en su interior.

Foto: Fernando Luna / Forbes México.

Para realizar la limpieza del lugar, la administración de la plaza compró un robot proveniente de Japón, el cual sanitiza todo el lugar entre 3 y 4 horas durante la noche; adquisición que tuvo un costo de casi dos millones de pesos, afirmó Santiago de Haro, director general de Antara.

Además, los visitantes pueden pagar el estacionamiento por medio de una aplicación móvil, aunque los boletos también pasan por un tratamiento de limpieza para evitar el contagio de coronavirus, reiteró Ricardo Salazar, director de operaciones del lugar.

Foto: Fernando Luna / Forbes México.

Furor por los tenis

Desde la noche de ayer varios jóvenes se formaron a un costado de plaza Antara, sobre la calle Lago Victoria, para ser los primeros en comprar los nuevos Air Jordan 5 Uva Morada, los cuales cuestan casi 4,000 pesos.

Con patinetas, mochila y cubrebocas el conglomerado de más de 50 personas espera ansioso entrar a la plaza, aunque ello signifique no respetar el distanciamiento físico de 1.5 metros entre cada quien.

Tras estar formados sin sana distancia, los clientes que añoran adquirir el calzado de la tienda Nike entran a cuentagotas al centro comercial, donde los encargados del lugar les toman temperatura antes de permitir el acceso.

Un palacio con nueva normalidad

Foto: Fernando Luna / Forbes México.

Luego de abrir las puertas de Palacio de Hierro en Polanco a los clientes, los representantes de la tienda aseguraron que la experiencia de compra no cambiará en esta nueva normalidad, solo se sumarán medidas sanitarias.

Tras haber pasado un filtro sanitario con la toma de temperatura, un tapete sanitizante y gel antibacterial, lo clientes pueden visitar los diferentes módulos y áreas de la tienda.

El ingreso a los elevadores será limitado, sólo podrán entrar cuatro personas, quienes tendrán que posicionarse en las esquinas del mismo de cara a la pared, para prevenir el contagio.

Para el caso de las escaleras eléctricas, los visitantes tendrán que esperar en fila con sana distancia al menos 5 escalones de diferencia para subir o bajar.

Foto: Fernando Luna / Forbes México.

Por indicaciones sanitarias, las pruebas de maquillaje o perfume están prohibidas, además los probadores están inhabilitados para el público, pero sí pueden probarse el calzado.

En ese sentido, el comercio habilitó cámaras sanitizadoras donde las personas pueden desinfectar productos, tanto ropa como artículos, los cuales buscan evitar la propagación de coronavirus cuando esté disponible el uso de probadores.

Foto: Fernando Luna / Forbes México.

No sólo los cubículos de los baños estarán alternados, también los cajones de estacionamiento; y sólo se permitirá una persona por vehículo en la entrada.

Foto: Fernando Luna / Forbes México.

Ante las normas gubernamentales de limitar el aforo de estos lugares al 30% y evitar que las personas permanezcan más de una hora, representantes de la tienda afirmaron que cuentan con los protocolos suficientes para ello.

Tenemos unos sensores en las entradas que van contando cada persona que entra, los cuáles nos van diciendo cómo va el aforo de la tienda. Cuando el aforo llegara a su máximo se va a restringir el acceso. Los sensores también miden cuando alguien sale y podría indicar cuando entre alguien más”, señaló Juan Carlos Escribano, director de Medios y Relaciones Públicas del Palacio de Hierro.

Para que los clientes respeten las medidas sanitarias y el tiempo de estancia de máximo 40 minutos, estará una comitiva de salud monitoreando para que estas disposiciones se cumplan, explicó durante un recorrido para medios de comunicación.

En el área de venta de dulces y comida, el autoservicio a granel será suspendido, por lo que será un empleado del lugar quien deposite lo alimentos en la bolsa de compra.

Respecto a los restaurantes de Palacio de Hierro, además de pasar un filtro sanitario, los comensales podrán consultar el menú electrónico mediante un código QR, además que las mesas tendrán un aforo de máximo cuatro personas y no todas estarán disponibles, abundó Ivan Alvarado, director de restaurantes en la tienda comercial.

Foto: Fernando Luna / Forbes México.

En tanto, el personal que labore en cocina y en la atención de los clientes tendrá realizar una sanitizacion cada 15 minutos; al igual que utilizar pinzas para entregar servilletas o sobres de azúcar a los comensales.

Los centros de mesa y elementos para acompañar la comida no estarán disponibles, además que dicho lugar será limpiado a la llegada y salida de los visitantes.

Al final de la compra, los clientes tendrán la opción de sanitizar sus productos adquiridos en una caja especializada, aunque esta sólo está disponible en la sucursal de Polanco sobre Moliere y Horacio.

 

Siguientes artículos

China Estados Unidos
Tensión ante la posible reunión Estados Unidos-China el 15 de agosto
Por

El representante comercial de Estados Unidos, Robert Lighthizer, y el viceprimer ministro chino, Liu He, serán los dos h...