El último billete de 50 francos emitido en Francia –antes que diera paso al euro– está dedicado a Antoine de Saint-Exupéry y su creación, El Principito.

 

 

En esta ocasión viajaremos con uno de los billetes más hermosos que se han impreso, dedicado a El Principito, el personaje fantástico creado por el escritor francés Antoine de Saint-Exupéry. Una pieza que cuenta muchos detalles del personaje y de su creador.

PUBLICIDAD

Francia imprimió su última emisión de francos a finales del siglo XX, antes de que el euro ocupara el lugar de la moneda francesa. Para esta última serie, el billete de 50 francos fue dedicado a Antoine de Saint-Exupéry y su creación, El Principito, protagonista de un libro que se ha traducido a 220 idiomas y del que se han vendido más de 200 millones de ejemplares desde su aparición en 1943.

Billete de 50 francos (anverso)

Billete de 50 francos (anverso)

Le Petit Prince, el título original en francés, cuenta la historia de un piloto perdido en el desierto, quien encuentra a un niño llamado Principito, quien le pide que le dibuje un cordero, situación que termina con el famoso dibujo de una boa con un elefante dentro, detalle que podemos ver grabado en la parte superior izquierda.

Antoine de Saint-Exupéry también era piloto. Por eso el billete lleva en su anverso su retrato al lado de un avión con un mapa que muestra las rutas que solía hacer en Europa, África y Medio Oriente. También vemos al Principito sobre su planeta, llamado asteroide B612, con sus tres volcanes, dos estrellas y Saturno.

Billete de 50 francos (reverso)

Billete de 50 francos (reverso)

El reverso del billete no es menos llamativo. Muestra al Principito sobre su planeta y el avión que pilotaba Antoine de Saint-Exupéry el día de su misteriosa desaparición, el 31 de julio de1944, cuando volaba en una misión de reconocimiento sobre el Sahara durante la Segunda Guerra Mundial.

El escritor desapareció en un territorio similar al que describe su libro, y sólo hasta 1998, justo cuando su billete estaba en circulación en Francia, se encontraron los restos de su avión, con la matrícula militar 42-68223. Aunque su cuerpo no ha sido encontrado.

Este billete de 50 francos podía pagar un desayuno en Francia, aunque muchos han preferido guardarlo con cuidado y conservarlo como un homenaje a un libro encantador. Actualmente el aeropuerto de Lyon, la ciudad natal de Antoine de Saint-Exupéry, lleva su nombre.

Antoine de Saint-Exupéry

Antoine de Saint-Exupéry

“El billete expuesto está fuera de circulación y es usado con fines educativos, bajo la tradición del coleccionismo numismático, que ve al dinero como un objeto cultural para explorar nuestro mundo.”

 

 

Contacto:

Correo: [email protected]

Twitter: @lagiraffecom

Página web: La Giraffe

 

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Precios de las casas en China hilan dos meses de caídas
Por

Los precios promedio de las viviendas nuevas en las 70 principales ciudades de China cayeron en un 0.5% en junio respect...