Creatividad Colorido Ingenio
Diseño y dibujo para Disney / Diseño Gráfico 1976, Campeche.

 

Cuando tenía seis años, Francisco Herrera recibió una noticia que le cambiaría la vida: lo llevarían a conocer Disneylandia. Llegó el día y, al momento de entrar, su padre le hizo una advertencia: “Disfruta cada centímetro de este parque, porque no sabemos si podremos regresar”.

Muchos años después, el lugar se convirtió en su segunda casa, porque, desde el 16 de diciembre, su arte puede ser apreciado en la galería principal de arte de Disney, ubicada en la calle central del parque de diversiones.

PUBLICIDAD

Además de exponer en Diseylandia, este diseñador creó más de 80 esculturas para la casa de Mickey Mouse, desarrolló la colección de juguetes de Disney Shorts, participó en la creación de personajes para películas de Dreamworks y dibujó para Marvel y DC a héroes como Spider-Man o Superman.

Te puede interesar: Los mexicanos más creativos de 2017 | Diseño y propuesta visual

 

Siete años en San Diego

Luego de su primera visita al parque de California, Herrera se planteó nunca dejar de dibujar. Fue por ello que, tras terminar la carrera de Diseño Gráfico y conocer la Convención de Cómics de San Diego, decidió ir hasta este lugar para mostrar su trabajo. Sin embargo, las cosas no le salieron bien. Le recomendaron seguir practicando. Así lo hizo los siguientes cinco años, hasta que, finalmente, se abrió una nueva, aunque pequeña, posibilidad.

“Llegaba a pasar, en la convención, más de tres horas formado para que un editor revisara mi trabajo, [hasta que] recibí mi primera oportunidad en la editorial Dark Horse, después llegó DC y, finalmente, Marvel”, recuerda.

Pasó varios años trabajando para los tres sellos hasta que, junto con un par de amigos, decidió publicar sus propias historias, lo que desencadenó un suceso inesperado. Una de sus historias acabó en manos de un director de Dreamworks, quien lo invitó a visitarlo. Este encuentro no planeado lo llevó a trabajar en películas como Megamente y Don Gato”, además de algunos proyectos de cine en Francia.

Posteriormente fundó, junto con el también dibujante Humberto Ramos, la empresa Rabia, enfocada inicialmente en la creación de juguetes. Gracias a contactos fortuitos, conoció al director de mercadotecnia de Disney, quien le propuso crear cuatro esculturas (de gran formato) de distintos personajes; reto que aceptó. Así fue el inicio de una relación exitosa que Herrera tejió con Disney. Hoy, sus esculturas están presentes en todo el Continente Americano.

Pero el acercamiento con la compañía no quedó ahí. Después, Herrera lanzó, con su otra empresa, Goma, la colección de juguetes Disney Shorts, y se convertiría así en artista de la galería de arte de Disneylandia.

Te puede interesar: Los mexicanos más creativos en el mundo en 2017

 

Siguientes artículos

Oficinas y centros comerciales impulsarán sector inmobiliario
Por

El sector hipotecario alcanzó el punto más bajo de su ciclo de negocios en 2017 y podría iniciar su recuperación hacía f...