La franquicia de TGI Friday’s prepara una inversión cercana a 192 mdp para lograr colocar hasta 12 nuevas ubicaciones en el país durante los próximos cinco años.

 

Este no ha sido el mejor año para la franquicia de los restaurantes de TGI Friday’s en México. La caída en el consumo, derivada de la aplicación de la reforma fiscal, afectó el crecimiento de la cadena. Sin embargo, Grupo Tovisa, empresa operadora de la marca estadounidense en el país, formula una receta para animar su crecimiento y dejar atrás el panorama adverso.

La empresa mexicana negocia con el corporativo de Friday’s, en Estados Unidos, un plan de entre 10 y 12 aperturas en la República Mexicana durante los próximos cinco años, lo cual requerirá una inversión aproximada de 16 millones de pesos (mdp) por restaurante, lo que supone un monto total máximo a invertir de 192 mdp.

“Friday’s está muy interesado en seguir desdoblándose en México, ya que para ellos las ubicaciones del negocio a nivel internacional han representado los mayores crecimientos, así que el país representa un mercado muy importante para ellos por la experiencia y la infraestructura en la República Mexicana”, asegura en entrevista Germán Portilla, director de Operaciones de Friday’s México y miembro del consejo de administración de Grupo Tovisa.

Actualmente la marca estadounidense cuenta con 17 unidades en el país, de las cuales 10 son operadas por Grupo Tovisa, mientras que el resto corresponde a otros dos grupos de franquiciatarios.

La estabilidad de la economía mexicana frente al panorama adverso en otras latitudes del mundo, como es el caso de Europa, y el comportamiento favorable de Estados Unidos, suponen una situación favorable para las cadenas de restaurantes, cuyo desafío es alcanzar crecimiento de doble dígito durante los próximos cinco años, de acuerdo con el último estudio publicado por la consultora Euromonitor International.

Pero los ingredientes de la receta de Friday’s deberán ser los suficientemente apetitosos a los ojos del consumidor en el mercado de casual dining. La oferta de Grupo Alsea y Corporación Mexicana de Restaurantes (CMR) son el plato fuerte entre los retos que tiene en la mesa Grupo Tovisa.

 

El cocinero

Foto: Germán Portilla, director de Operaciones de Friday’s México.Hace siete años, Germán Portilla se incorporó de lleno a la operación de Grupo Tovisa. El manejo de Friday’s no es un asunto que le parezca lejano: “Mi abuelo, junto con César Balsa, fueron los precursores en traer la marca a México hace 23 años abriendo el primer restaurante en Cancún, Quintana Roo.”

La trayectoria de Portilla inició desde los pilares operativos de la empresa y su entrenamiento primario fue como cocinero en la estación de parrilla, en la freidora, como vendedor, gerente general de sucursal y desde hace cuatro años logró colocarse en su actual puesto de director de desarrollo de la marca.

El joven mexicano sabe que el éxito de un platillo y de un negocio radica en una buena receta, y el panorama adverso del consumo en México le impone el reto de ser creativo en la selección de los ingredientes del éxito de la empresa que hoy representa.

En mayo de este año, el Índice de Confianza al Consumidor (ICC), que elaboran de manera conjunta el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) y el Banco de México (Banxico), tuvo un nivel 4.17 inferior al registrado en el mismo mes de 2013, ya que pasó de 95.2 a 90.7 puntos.

Para aumentar las ventas este año, la empresa lanzó menús de valor que van de 69 a 112 pesos, con los que intenta preparar la recuperación, mientras llega su etapa de expansión en el país.

El desarrollo inmobiliario de centros comerciales anima a la empresa a mirar regiones como la Ciudad de México, Guadalajara y Monterrey, así como estados que empiezan a atraer inversiones, como es el caso de Querétaro.

“Los centros comerciales tienen muy buena aceptación de todos los clientes; por eso es nuestra apuesta”, dice Portilla.

La inversión de 192 mdp que prepara Tovisa se encuentra sustentada en recursos propios de la empresa, aunque no se encuentra ajena a la entrada de nuevos inversionistas que permitan un crecimiento más acelerado del negocio.

 

Toda la carne al asador

El empresario sabe que requiere echar toda la carne al asador. Competidores como Alsea juegan con modelos como el de Vips dentro del mercado de comida casual, mientras que CMR y el grupo que capitanea Gosselin operan Chili’s, una de sus principales competencias.

“Sabemos que la competencia es creciente, así que nuestro principal diferenciador debe ser nuestro nivel de servicio y compromiso con los huéspedes que vistan el lugar”, dice Germán.

Por el momento, la compañía espera que la cadena de restaurantes tenga un incremento de 50% en sus ventas durante el Mundial de Brasil, con niveles comparables a diciembre, su mejor mes del año.

Asimismo calcula regresar a los crecimientos sostenidos de 10% que había reflejado el negocio durante los últimos tres años, sin considerar aumentos en sus precios hasta el cierre de 2014.

Los ingredientes están sobre la mesa y Germán Portilla listo para cocinar un buen negocio. “Estamos apostando en México y esperamos que la receta surta efecto y que con las negociaciones que sostenemos con Friday’s International la marca continúe su expansión a pesar de este año difícil.”

 

Siguientes artículos

Futbol: la fórmula para ganar millones en 90 minutos
Por

El Mundial de Brasil implica una inversión de 3,600 mdd para servicios de telecomunicaciones. Una porción de las gananci...