Con el objeto de analizar el mercado farmacéutico mexicano y su contexto pandémico, el Foro Forbes Salud: Un sector en recuperación, reunió a los principales protagonistas de la industria, quienes compartieron sus opiniones y experiencia en función de analizar los caminos a seguir del mundo post Covid-19.

Uno de los más relevantes testimonios sobre las los desafíos y estrategias que enfrenta el sector fue el de Carlos Murillo, presidente regional de Pfizer Latinoamérica, entrevistado por Viridiana Mendoza, editora de reportes especiales de Forbes México.

Respecto de la estrategia de Pfizer para sus negocios en América Latina, Murillo habla de cómo fue la experiencia del laboratorio a un poco más de un año de la llegada de la pandemia que paralizó al mundo, sosteniendo que “la pandemia nos puso a prueba a todos, incluyendo a Pfizer.

La primer lección que aprendimos como compañía, es que se necesitaba enfrentar el desafío y lograr lo imposible, encontrando una solución global y pronta, que refrendara nuestro propósito como compañía, que es brindar innovaciones que cambian la vida de los pacientes.

“Con la llegada de la vacuna estamos viviendo el fruto de los avances de la ciencia y de encontrar la forma de hacer las cosas de una manera diferente. Estamos muy satisfechos y orgullosos de ver que millones de personas en el mundo ya han sido vacunadas y que muchos más van a serlo prontamente. Nuestro desafío, como compañía, como personas, fue enorme y ahora tenemos la responsabilidad de llevar más vacunas a más enfermos”, fundamenta.

En este sentido, Murillo asegura que “hemos afrontado uno de los retos más importantes de nuestra historia, que fue poner a disposición de los recursos con que contamos en Pfizer, científicos, médicos, tecnológicos, y una experiencia de más de 170 años y el talento de nuestra gente, para el desarrollo de una vacuna segura y eficaz que marcará un antes y un después en nuestra historia”.

Sobre los cambios tuvieron que implementarse y cuáles fueron las herramientas que utilizaron para ser la primera compañía en lograr la vacuna contra el coronavirus, el directivo explica que “desde el inicio de la pandemia establecimos que esto no se trataba de una carrera entre farmacéuticas, era una carrera contra el virus, por lo que crear una vacuna contra el Covid-19 representó un gran reto para Pfizer.

El lograr una innovación científica de este calibre no se trató de un hecho fortuito: es el resultado de una histórica vocación innovadora, la cual nos ha permitido generar soluciones de salud que antes no contaban con ninguna opción terapéutica. En el caso de la vacuna, siempre se pensó en hacer las cosas diferente pero de una forma diferente, ya que la situación lo ameritaba”.

En cuanto a los procesos necesarios para que Pfizer arribara al hallazgo, Murillo dice que “muchas de estas cosas se lograron desplegando procesos en paralelo y no en forma secuencial que es la forma en la que tradicionalmente se desarrollan los nuevos medicamentos o vacunas, y esto fue determinante para ganar la velocidad necesaria. Además de las acciones a nivel clínico, de manufactura, logístico, y de contemplar todos los aspectos regulatorios en decenas de países alrededor del mundo es una muestra de la calidad de nuestros procesos y del talento de nuestra gente. El haber logrado que en tan solo ocho meses tengamos una vacuna es sin duda un hecho histórico”.

En otro pasaje de la conversación, el presidente regional de Pfizer Latinoamérica, habla de la relación de las farmacéuticas con los gobiernos y de cómo será la operación en el desarrollo de medicamentos a partir de este momento, asegurando que “la industria farmacéutica cambió y continuará cambiando.

Uno de los principales aprendizajes fue la necesidad de la colaboración entre compañías. El trabajo de Pfizer con Biontech es un ejemplo claro, pero el hecho que la vacuna esté en más de 100 países fue clave la relación con los gobiernos. Es necesario seguir uniendo esfuerzos para proteger vidas, salvaguardar empleos y preservar la estabilidad financiera. Nuestro propósito es poner al paciente en el punto más importante, donde el foco no sea la enfermedad sino el enfermo. Por eso tenemos la meta de traer 25 medicamentos nuevos hasta el 2025 y es algo que cambiará la vida de millones de personas”.

En la misma línea agrega que “seguimos tras el objetivo de continuar liderando la conversación en salud, de agilizar nuestros procesos de integración y desarrollo, y de ganar la carrera digital con plataformas y aplicaciones para acompañar a los pacientes durante su tratamiento”.

En cuanto a las oportunidades y desafíos que Pfizer está vislumbrando para la operación regional, Murillo detalla que “los desafíos que enfrentamos en América Latina no son únicos, porque la pandemia fue evidente en todo el mundo y uno de ellos es la accesibilidad a las innovaciones, tanto para pacientes con enfermedades crónicas, como en aquellos otros que tienen en riesgo la vida.

Buscar el bienestar de los pacientes es el faro y uno de nuestros desafíos en ese sentido es impactar a más de 24 millones de mexicanos con nuevas cuatro moléculas para 2021, más la continuidad de lo que hemos logrado hasta ahora, como hacer qué México sea uno de los primeros países en tener nuestra vacuna, lo que ratifica la importancia de este país para nosotros, en el cual celebramos 70 años de presencia. Por lo tanto, entender el trabajo de las farmacéuticas es la oportunidad de entender hacia dónde va el negocio y su función social. De nada sirve la innovación, si ella no llega a los pacientes. Por ello es fundamental seguir pensando nuevos esquemas públicos y privados que permitan hacer de esto una realidad. Éste es sin duda el desafío más importante hacia adelante”.

Las áreas en las que se está concentrando Pfizer para mantener el camino de la innovación y tener una mejor llegada a los pacientes, encuentra mayor significado en las afirmaciones del chairman latinoamericano: “Lograr la vacuna fue el resultado de 170 años de experiencia desarrollando medicamentos y nuevas terapias para la población que atiendan las enfermedades que sufren y esa es nuestra respuesta, por eso hoy celebramos más que nunca que la gente se interese en el desarrollo de la ciencia y que entienda más la importancia en la investigación, que redunda en mejores resultados. Otro de los puntos en mantener el camino de la innovación es seguir trabajando firmemente desde nuestra planta en Toluca, donde producimos 53 millones de medicamentos que incluso se exportan a otros países de la región”.

Al momento de explicar cómo será el futuro de Pfizer en los próximos años, luego de lograr una respuesta terapéutica mundial tan importante como la vacuna del Covid-19, Murillo indica que “soy muy optimisma del futuro y recién estamos comenzando a ver los resultados de la ciencia en muchas áreas. Sin duda la vacuna y el RNA mensajero es un logro magnífico que ha abierto un potencial que no se imaginaba. Es el principio de muchas cosas similares por venir. Estamos trabajando en más de 90 terapias que marcarán un antes y un después en la vida de los pacientes y para concretarlo invertimos más del 15% de los ingresos en la investigación de soluciones médicas y estamos con mucha expectativa con los medicamentos que venimos desarrollando”.

Con el objeto de conocer la mirada de Pfizer sobre cuál es el camino de la ciencia en términos de salud, el ejecutivo puntualiza que “la ciencia ha tomado el camino de la medicina personalizada, debido a que todas las personas son diferentes, entonces nos preguntamos porqué todas las personas deben ser tratadas de la misma forma. Vemos en la medicina genómica, el uso de la tecnología para el control de las enfermedades, una realidad y vislumbramos su aplicación en un mayor número de enfermedades”.

Finalmente, Murillo da cuenta de los beneficios de la oportunidad de Pfizer de capitalizar la atención que la opinión pública le ha brindado a la compañía, ‘de ser los héroes de la contingencia’, manifestando que “lo que viene es comprometernos aún más en nuestra vocación de desarrollar innovaciones que mejoren la vida de las personas. Cada crisis trae una nueva oportunidad para generar grandes cambios, necesarios para la sociedad, y en Pfizer estamos listos para seguir pensando en forma diferente y hacer llegar a todos los resultados del beneficio de la innovación. Esta actitud la reflejamos en la ciencia, y luego de un camino de 170 años estamos listos para reinventarnos y alcanzar las terapias que brinden una mejor calidad de vida para todos”.

 

Siguientes artículos

TikTok
EU retira decretos de Trump que pretendían prohibir TikTok y WeChat
Por

La Administración Biden solicitará una nueva revisión de aplicaciones como TikTok y WeChat para evitar los decretos que...