Uno de los candidatos a suceder a Ben Bernanke en la Fed reflexiona sobre la caída del sector medio a partir de la crisis de 2007. ¿Qué hace falta para que logre recuperarse?

 

Por Robert Lenzner

 

PUBLICIDAD

Esa es la pregunta lanzada por Larry Summers, el principal candidato para presidir la Reserva Federal de Estados Unidos. En realidad Summers preguntó: “¿Funciona el sistema económico, social y político para la clase media?” Y mi interpretación es que la pregunta planteada por el brillante economista y exsecretario del Tesoro indica un escepticismo creciente por su parte, que refleja el trasfondo de la duda en Estados Unidos. Para los que pertenecen al 1% que posee la mayor parte de la riqueza, o al grupo de entre 2% 20% de ingresos medios, o al grupo de ingresos más bajos, el “tema decisivo” planteado por Summers se mantendrá por mucho tiempo.

La clase media sufrió un duro golpe durante la recesión de 2007-08. La caída en los precios de la vivienda, el aumento de la desocupación y el empleo a tiempo parcial, la explosión en la deuda personal en detrimento de la riqueza familiar, así como la reducción de los activos líquidos hicieron caer a la clase media de manera despiadada, baja que no ha logrado ser completamente revertida, como sí lo ha sido para los estadounidenses más ricos. Tengo curiosidad por saber qué opinará Summerssobre los estadounidenses más pobres, cuyas posibilidades de incorporarse a la clase media obviamente han sido devastadas por el sostenido retroceso económico y social.

El último estudio a profundidad sobre la clase media en Estados Unidos ‘La clase media: perdiendo el piso, perdiendo riqueza”, escrito por el economista del NYU, Edward N. Wolff, para la Fundación Russell Sage, explora el reto dramáticamente expuesto por Larry Summers. Utiliza una amplia gama de estadísticas para subrayar el deterioro de la riqueza de la clase media, intensificado especialmente durante los años de 2007 a 2010. Para ser justos, ya es 2013, y con la recuperación de los precios de la vivienda y el mercado de valores, podemos esperar que el reto no sea tan duro.

Como dice el profesor Wolff: “Casi dos tercios de la riqueza de la clase media fue invertida en sus hogares durante 2010. Sin embargo, las acciones de vivienda sumaron sólo el 32% de los activos totales, un reflejo de lo grande que era la deuda hipotecaria. “Una tabla que compara al 20% superior de los poseedores de riqueza con los grupos de ingresos medios muestra la relación deuda-ingreso en un rango de 117.9 % a 134.5%. En otras palabras, en Estados Unidos hay más de 100 millones de hogares que tienen más deudas que ingresos para pagarlas.

No es de extrañar entonces, cuando se le pidió al profesor Summers que señalara la debilidad de la economía estadounidense, ni que él hiciera hincapié en la “falta de demanda”, mucho menos debe sorprender que haya conectado esa “falta de demanda” a la pérdida de 1 billón de dólares en ingresos en el periodo 2007-10, mientras que la deuda del país sigue aumentando a un ritmo récord. De hecho, el pasado mes de diciembre en la Asia Society, Summers me explicó que equilibrar el presupuesto se convertirá en un obstáculo aún más grave en los próximos años, ya que los ingresos para aumentar la demanda no serán capaces de mantener el ritmo de aumento previsto de la deuda derivada tanto del costo de Medicare como de la Seguridad Social.

Los grupos de ingresos medios tienen menos activos líquidos en forma de garantías financieras, fondos de inversión o dinero en efectivo. El porcentaje que posee acciones, bonos y fondos ha caído del 27.5 % en 2001 a sólo el 15.4 % en 2010. Evidentemente, es fundamental para estos grupos de ingresos que sus casas y carteras de valores, así como los recursos en efectivo, sigan aumentando a un nivel más seguro. Porque como escribe Wolff: “La clave para entender la situación de la clase media durante la Gran Recesión fue su alto grado de apalancamiento y una alta concentración de activos en su casa.” Con suerte, Summers, si es elegido para ser el próximo presidente de la Fed, se encargará de que la política monetaria sea utilizada para devolver algo de esa riqueza a la clase media. Si la riqueza de los hogares sigue aumentando, debería reducir ese vacío en la “falta de demanda”.

 

Siguientes artículos

Time Warner y CBS acuerdan retransmisión de señales
Por

Aunque los términos del acuerdo no fueron revelados, la programación de todas las redes reanudaron actividades el 2 de s...