La Fed ha mantenido su tasa clave de financiamiento en niveles mínimos desde finales del 2008 para incentivar la generación de empleo y para rescatar a la economía de una recesión.
Reuters

 

La Reserva Federal debería comprometerse a endurecer su política monetaria cuando la tasa de desempleo baje a un nivel “desencadenante” de un 6.5%, en lugar de solo usar ese nivel como un indicador aproximado para contemplar un incremento de la tasa, expresó un alto funcionario de la entidad.

La propuesta de Charles Plosser, presidente del banco de la Reserva Federal de Filadelfia, parece ser contraria a la de la mayoría de los encargados de la política monetaria de Estados Unidos, que han recalcado que las tasas de interés se mantendrán cerca de cero por algún tiempo más luego de que la tasa de desempleo llegue a ese nivel.

PUBLICIDAD

La Fed ha mantenido su tasa clave de financiamiento en niveles mínimos desde finales del 2008 para incentivar la generación de empleo y para rescatar a la economía de una recesión.

Para aclarar sus intenciones futuras y darle a la economía aun más respaldo, el Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC, por su sigla en inglés) dijo en diciembre que la Fed mantendría las tasas en esos niveles mínimos hasta que el desempleo bajara a un 6.5%, siempre que las expectativas inflacionarias no fueran más altas que 2.5%.

La Fed debería comprometerse con sus parámetros a futuro, considerando esos niveles “desencadenantes más que umbrales”, dijo Plosser.

“El FOMC ha ofrecido una variedad de objetivos o señales cambiantes acerca del comportamiento futuro”, sostuvo Plosser en comentarios preparados para un foro económico en Rocky Mountain.

“Aunque el interés era aclarar nuestras intenciones de política, creo que los reiterados cambios probablemente causaron más confusión que iluminación”, dijo Plosser durante la conferencia realizada en el Global Interdependence Center.

La propuesta de Plosser podría ser una posibilidad muy remota ya que, recientemente, influyentes funcionarios han enfatizado que la Fed no tiene prisa por subir las tasas.

 Ben Bernanke, presidente de la Fed, reiteró su mensaje de que la política del banco central se mantendría altamente expansiva y que las tasas seguirán bajas aun luego de que la tasa de desempleo caiga por debajo del umbral.

“No habrá un incremento automático en las tasas de interés cuando el desempleo baje a 6.5%”, dijo.

 

Política expansiva

 

Respecto a la otra medida de política expansiva de la Fed, Plosser reiteró que había llegado el momento de reducir el programa de compra de bonos, conocido como alivio cuantitativo, para finales del 2013.

“Es momento de dejar el programa de compra de activos, de forma gradual y predecible”, afirmó. En una entrevista con Bloomberg, Plosser dijo que la reducción debería comenzar en la reunión de septiembre de la Fed, en lugar de la programada para finales de julio.

Los inversores tratan de vaticinar cuándo la Fed reducirá sus compras mensuales de bonos por 85,000 millones de dólares después de que Bernanke dijo el mes pasado que el FOMC esperaba disminuir su programa este año y ponerle fin para mediados de 2014 si la economía se fortalece como se esperaba.

Desde que Bernanke expresó el cronograma de salida del alivio cuantitativo el 19 de junio, los economistas de Wall Street han vaticinado con mayor insistencia que la Fed reducirá el ritmo del alivio cuantitativo en septiembre.

James Bullard, jefe de la Fed de St. Louis, dijo  que el aumento sustancial en los rendimientos de los bonos desde junio no se justifica con una mejora en los datos, advirtiendo que refleja un optimismo que podría ser demasiado prometedor.

“Las recientes decisiones del FOMC (Comité Federal de Mercado Abierto) han llevado a un incremento sustancial en los rendimientos de bonos del Tesoro, y he sugerido que una posible justificación para el aumento de los rendimientos es el mayor optimismo respecto al futuro desempeño macroeconómico de Estados Unidos”, dijo Bullard en la misma conferencia que Plosser.

Los bonos de referencia a 10 años cerraron estables el viernes, y su rendimiento subió en torno a un 2.6%.

 

Siguientes artículos

Daimler recupera terreno en ganancias
Por

El tercer mayor fabricante del mundo de autos premium ha comenzado una nueva etapa de lanzamiento de modelos y está redu...