Por Brian Solomon

Puede que Elon Musk desarrolle autos eléctricos y cohetes, pero el cofundador de Google, Larry Page, está uniendo esas dos pasiones: de acuerdo con un artículo publicado por Bloomberg Businessweek, Page ha invertido más de 100 millones de dólares (mdd) en dos tipos de startups de automóviles autónomos.

Page, CEO de la compañía matriz de Google, Alphabet, ocupa actualmente el sitio número 12 entre las personas más ricas del planeta, con poco menos de 37,000 mdd en patrimonio neto. Él, junto con su socio Sergey Brin, ha convertido a Google de un motor de búsqueda a una compañía que persigue proyectos tecnológicos ambiciosos que van desde los coches autónomos hasta la búsqueda de una cura para el cáncer. No obstante, los coches voladores son algo nuevo en su cartera, y su al parecer son un proyecto paralelo sin financiamiento alguno por parte de Alphabet.

Lee: Larry Page quiere aumentar la inversión en ideas locas.

PUBLICIDAD

Según Businessweek, Page ha estado financiando personalmente a la startup Zee.Aero desde su lanzamiento en 2010. Page habría instalado a la compañía en el primer piso de un edificio cercano a la sede de Mountain View de Google, y en un principio habría ocupado la segunda planta del edificio para sí mismo como un “hombre de las cavernas”, en un espacio que incluía “pinturas costosas, una pared para escalar similar a una cinta caminadora, y uno de los primeros motores de los cohetes de SpaceX”. Los empleados de Zee.Aero se refieren a Page como GUS, “the guy upstairs” (el tipo del piso de arriba).

El objetivo de Zee.Aero es la fabricación de un pequeño avión, totalmente eléctrico que pueda despegar y aterrizar verticalmente, como un helicóptero. La startup aparentemente tiene dos aviones prototipo que prueba en un aeropuerto en Hollister, California. Uno de los primeros líderes de Zee.Aero fue Ilan Kru, un profesor de aeronáutica en Stanford. Su nombre está en múltiples patentes concedidas a Zee.Aero, incluyendo este diseño de 2011:

Mientras tanto, Page también ha estado financiando a Kitty Hawk, una startup que desarrolla un auto volador dirigida por Sebastian Thrun, el fundador de Google X, la división de investigación de Alphabet.

 

Siguientes artículos

La cervecera artesanal mexicana que sueña con EU y China
Por

La empresa cuenta con 351 puntos de venta y con planes para exportar a Estados Unidos hacia finales de este año.