Por Madeline Berg

Háganse a un lado, Frank y Claire Underwood. Netflix podría tener un nuevo presidente y primera dama: Barack y Michelle Obama. Según los informes, la pareja llegó a negociaciones avanzadas con Netflix para producir una serie de shows exclusivos que destacan historias inspiradoras y asuntos de política.

Las negociaciones son una buena noticia más para Netflix, cuyas acciones se negocian en su precio más alto en la historia. Sólo en la última semana su valor se ha disparado 10%. Ese auge ha hecho al cofundador y CEO Reed Hastings casi 400 millones de dólares más rico que la semana previa. Él ha ganado casi 800 mdd en el último mes, y su fortuna ronda los 3,500 millones, de acuerdo con el ranking en tiempo real de multimillonarios de Forbes.

Las acciones al alza de Netflix, el talento de alto perfil, además de los Obamas, y los recientes acuerdos de nueve cifras con los gigantes del entretenimiento Ryan Murphy y Shonda Rhimes, reflejan cuán lejos ha llegado la compañía desde sus días como servicio de DVD.

PUBLICIDAD

Lee también: Estos son los estrenos de Netflix para marzo

Ese crecimiento ha estado bajo el liderazgo de Hastings, quien ha mantenido una participación del 3% en la compañía. Pero las cosas no siempre fueron tan prometedoras. En 2011, Hastings fue responsable de una decisión muy maldecida de separar abruptamente los negocios de transmisión y DVD de Netflix, lo que provocó que sus acciones cayeran más del 75% en solo seis meses y algunos especularan que la empresa podría hundirse. Ha hecho todo menos eso, ya que sus suscriptores van en aumento y ahora cuenta con casi 118 millones en todo el mundo. Se espera que sus ingresos aumenten un 28% este año, a 15,000 millones de dólares.

Hastings, de 57 años, puede haber revolucionado la forma en que el mundo ve televisión, pero sus antecedentes no están en la industria del entretenimiento. Después de servir en el Cuerpo de Paz en Swazilandia, obtuvo una maestría en inteligencia artificial en Stanford. Luego fundó Pure Software, que se hizo pública en 1995 y fue adquirida por Rational Software en 1997. Ese mismo año, Hastings cofundó Netflix con Marc Randolph, que renunció al consejo en 2004, tres años antes de que la compañía lanzara su servicio de streaming.

Desde entonces, el streaming se ha convertido en el pan y la mantequilla de Netflix, y la compañía planea gastar un récord de 8,000 mdd en contenido este año. Recientemente se llevó a casa su segundo Oscar, por el documental Icarus, y a principios de este año ganó su quinto premio Globo de Oro por Master of None de Aziz Ansari. ¿Quién sabe? En uno o dos años, puede ser que el ex presidente reciba una estatuilla para Netflix.

 

Siguientes artículos

Goldman-Sachs
David Solomon se perfila como el nuevo jefe en Goldman Sachs
Por

Esto luego de que se anunciara que Harvey Schwartz, uno de los aspirantes a suceder al actual presidente ejecutivo Lloyd...