Actualmente, en México, sequías e inundaciones extremas conviven debido a la alteración del ciclo hidrológico. Parece contradictorio, sin embargo, los periodos de lluvias en zonas húmedas son cada vez más prolongados y las sequías en regiones áridas afectan más profundamente debido al incremento de temperatura provocado por el cambio climático.

Los efectos ambientales, particularmente los fenómenos hídricos impactan a las comunidades localizadas en zonas con sistemas de drenaje precarios, en asentamientos irregulares construidos en márgenes de ríos o aquellas que invaden las áreas de inundación natural de los cuerpos de agua.

De acuerdo con el Sistema Nacional de Protección Civil, el 90% de los daños y pérdidas desde 1991 en México son de origen hidrometeorológico. En el mismo sentido, la pobreza es factor determinante de la vulnerabilidad social en México, ya que, se estima que el 68% de la población ha sido alguna vez afectada por desastres, cifra que coincide con los grupos en situación de pobreza y extrema pobreza en el país.

Estos grupos habitan en viviendas precarias y zonas de alto peligro ante desastres climáticos pues los asentamientos de las poblaciones se encuentran cada vez más en zonas de riesgo. El panorama es notorio, basta abrir cualquier aplicación de mapas para dar cuenta de la desertificación que ha provocado la urbanización de los países. Bosques, selvas e inclusive cenotes han sido colonizados y desaparecidos para construir viviendas y centros urbanos; el clima extremadamente caluroso o persistentemente lluvioso, es reflejo del cambio climático y falta de cuidado del medio ambiente.

PUBLICIDAD

La alteración del ciclo hidrológico genera pérdidas y producen daños permanentes a la infraestructura de ciudades que derivan en problemas económicos para las naciones. La inundación más cara de México sucedió en Tabasco en 2007 y el costo de los daños asciende a 2,918.6 millones de dólares; el costo humano es incuantificable.

Por esta razón, en el panel de Risk Insurance de la pasada Plataforma Global para la Reducción de Riesgos de Desastres organizada por la UNISDR  en Cancún, se dejó en claro que es fundamental fortalecer la resiliencia hacia desastres de las comunidades más vulnerables del país, mediante alianzas como la que conforma Federación Internacional de Cruz Roja, Cruz Roja Mexicana y Zurich para desarrollar herramientas y metodologías, además de invertir en la reducción de riesgos frente a contingencias

La participación de la iniciativa privada rinde frutos al contribuir en la reducción de la mortalidad y disminuir el número de personas afectadas por desastres; asimismo, el sector asegurador apunta a reducir pérdidas económicas desde la infraestructura, sobre todo en los servicios básicos como lo son escuelas y el sector salud.

El programa de Resiliencia ante Inundaciones, llevado a cabo desde hace cuatro años en 21 comunidades de Jonuta, Tabasco, ha derivado en la preparación de los habitantes para prever, reducir impactos y recuperarse de cualquier amenaza y desastre sin comprometer sus medios y estilo de vida.

Los resultados de la cooperación mundial entre organismos internacionales, sector humanitario e iniciativa privada han sido enormes: en México, la Cruz Roja Mexicana ha elaborado una Estrategia Nacional de Resiliencia en la que se busca cambiar la perspectiva donde las comunidades ahora pueden estar preparados para un desastre antes que esperar recibir ayuda externa, además de aumentar la disponibilidad y acceso de personas a sistemas de alertas tempranas frente múltiples amenazas.

Es nuestra responsabilidad, creemos en la Alianza y particularmente en Zurich, coadyuvar en el desarrollo de comunidades resilientes ante cualquier tipo de desastres, ya que mientras más resiliente sea una población, mayor será su capacidad de respuesta después de un desastre; más allá del impacto económico y material que los desastres producidos por fenómenos naturales tienen en el desarrollo del país, buscamos preservar el recurso que nos parece más invaluable: el humano.

 

Contacto:

Correo: [email protected]

Página web: zurich.com.mx

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Sobre la disrupción y la irresponsabilidad
Por

La disrupción no implica únicamente la ruptura, no solo tiene que ver con la destrucción, sino con la posibilidad de ofr...