La bebida que se produce, principalmente, en la zona de Oaxaca, inicia este año una intensa campaña para conquistar el mercado, en la que, además de las clásicas degustaciones, también incluye la certificación del “mezcalier”.

 

Ambos tienen un origen y un antepasado en común: vienen del agave y eran bebidas para la clase trabajadora, pero con el tiempo se convirtieron en un deleite para los más refinados paladares.

El tequila es una bebida consolidada y posicionada en el mercado internacional, gracias a esfuerzos de casi dos décadas para sacar a la industria de la informalidad, darle certificaciones, denominación de origen, derribar mitos y abrirse mercado.

PUBLICIDAD

Esta semana es determinante para el mezcal. En Oaxaca se reúnen representantes de la industria para definir un plan de acción que incluya tareas para impulsar el desarrollo de las micro, pequeñas y medianas empresas relacionadas con la cadena agave-mezcal, así como un encuentro de negocios de carácter nacional para impulsar el crecimiento del sector y la certificación (actualmente sólo existen 45 productores certificados, según datos de la Asociación Pro- Cultura de Mezcal A.C).

Al igual que en su momento lo hizo el tequila, el mezcal tiene ahora en la mira el mercado de las mujeres, ya que 51% de sus consumidores pertenece al segmento femenino.

Incluso, una conocida escritora, que en una de sus obras refiere a las “niñas bien”, tiene la intención de lanzar un mezcal para este segmento.

 

Directo al paladar

En el mundo se consumen 6 millones de litros de mezcal al año, mientras que el de tequila rebasa los 300 millones; la diferencia es enorme.

Esta diferencia se debe en parte a que no existe conocimiento sobre toda la mística que rodea al mezcal. Por ejemplo, pocos saben que para degustar la bebida existe una copa especial de vidrio soplado llamada “sublime”, que se produce en Tlaquepaque, Jalisco.

Esta copa suaviza el sabor del mezcal y hace que el bebedor lo sienta en la garganta y no en la lengua.

También hay que producir saliva antes de cada trago no sólo para suavizar el sabor, sino también para evitar que provoque ardor en el estómago.

Estas “perlitas” sobre la bebida sólo las saben expertos, por ello, entre su estrategia para multiplicar el consumo está el lanzar, en conjunto con la Secretaría de Educación Pública, el “Master Mezcalier”, una certificación de cuatro niveles enfocada a promover la cultura del mezcal.

 

Sólo para expertos

Hasta ahora, no existía en México una certificación para expertos en mezcal. Esta semana durante el Primer Encuentro de Negocios Nacional de Productores de Mezcal y Centros de Consumo Master Mezcalier, que se realizará en Oaxaca el 7, 8 y 9 de mayo, surgirán los primeros seis expertos reconocidos.

En Estados Unidos ya existen 200 “master mezcalier” certificados, por ello, había la necesidad de implementar el reconocimiento en el país de origen de la bebida.

La idea es que estos expertos incursionen en el medio gastronómico como líderes de opinión en la categoría de la bebida espirituosa, para así extender el consumo y acortar la brecha en una carrera en la que el tequila lleva la delantera.

 

 

Contacto:

Twitter: @julianafregoso

 

 

Siguientes artículos

Viviendo seguros: el seguro para casas
Por

En México, sólo 3% de las casas están aseguradas. Pocos piensan que su hogar está expuesto a diversas situaciones de rie...