Casi la mitad de los empleados ya utilizan las redes sociales con fines de trabajo.

 

 

Si nos detenemos un minuto a pensar en cómo actualmente por medio de las redes sociales podemos conocer las últimas noticias y tendencias del mundo, enterarnos de lo que hacen nuestros amigos, familiares y compañeros de trabajo a tiempo real e incluso compartir información interesante y útil para los demás (accidentes o tráfico en algunas zonas); logramos darnos cuenta que de la misma manera en la que asistimos a trabajar y comemos, las redes sociales se han convertido  en parte de nuestra vida diaria.

PUBLICIDAD

Podemos considerar que son únicamente para entretenimiento, pero en el gran ambiente competitivo que vivimos en la actualidad estas herramientas tienen un impacto en la eficiencia, innovación y crecimiento de las organizaciones.  Sin embargo, el reto más grande al que se enfrentan las empresas es la construcción efectiva de equipos con conocimientos adecuados y en poder compartir información sin importar el departamento al que pertenezcan o el lugar donde se encuentren.

 

El panorama

Las redes sociales se han convertido en la más innovadora tendencia en Internet, cambiando la manera en cómo interactuamos y nos comunicamos. Este fenómeno poco a poco ha entrado en las organizaciones, comenzó con la integración de redes sociales a las estrategias de comunicación corporativas con el fin de compartir información con sus clientes, sin embargo, ahora  los trabajadores utilizan estas aplicaciones sociales en su comunicación interna dentro de las empresas.

Es impresionante cómo esta tendencia va en aumento, casi la mitad de los trabajadores (44%) ya emplean redes sociales en la comunicación con clientes y sus compañeros de oficina según el estudio Consumerization of ITrealizado por IDC a encargo de Unisys.

Las redes sociales o el conocido como “cómputo social” es una plataforma importante para mejorar la administración del conocimiento y la colaboración. El reto es de las empresas para poder integrar estas herramientas de una manera correcta a sus políticas, procesos y transacciones que garantizarán la seguridad de la información.

 

Empresa social y segura

El enfoque del cómputo social radica en una inteligencia colectiva organizacional que proporciona respuestas justo en el momento en el que se requieren, permite trabajar en conjunto a través de comunidades, en un espacio virtual compartido y siempre conectado, permitiendo la fuga rápida y automática de contenidos críticos del negocio.

 

Además, esta estrategia de cómputo social debe tener el objetivo de poder mejorar la comunicación y coordinación en otros niveles que vayan desde pequeños equipos de trabajo hasta el involucramiento de toda la organización.

Una cuestión que sin duda apoyo, es que la agilidad en el aprendizaje organizacional es un diferenciador competitivo y vital, porque permite a las empresas reaccionar rápidamente a los requerimientos de clientes. Además permitirá obtener beneficios tangibles en la productividad y valor con el cliente.

Sin embargo, las empresas deben poner especial atención a las redes abiertas como Facebook y Twitter, ya que debido a su gran adopción  y a la falta de una red social interna dentro de las compañías, los empleados se están valiendo de éstas para compartir y obtener información. De hecho se ha duplicado el número de iWorkers que emplean Facebook con fines de trabajo, pasando de 8% en 2011  a 20% en 2012; mientras que Twitter pasó de un 9% de utilización a 13%.

El reto, como siempre, es garantizar que el acceso a la información sea seguro. En el caso de las redes sociales privadas, esto se puede alcanzar mediante sistemas de identificación y capacidades de autorización existentes con la finalidad de controlar quien tiene acceso a ciertos datos.

En el caso de redes públicas, la seguridad de la información se puede lograr a través de herramientas basadas en la web como autenticación de usuario, encriptación y tecnologías para el control de accesos.

Invariablemente las medidas antes mencionadas necesitan estar soportadas por un gobierno de la información sólido, adecuadas políticas corporativas y formación de los empleados para que haga un uso correcto de estas aplicaciones.

Si abordamos de manera integral las cuestiones de ‘habilitación social’, la seguridad de la información, así como las políticas y gobierno, será  clave para lograr el éxito y liberar todo el potencial del social computing en la empresa.

 

 

Contacto:

Facebook:  https://www.facebook.com/diana.gomez.79025648?fref=ts

Mail: [email protected]

Blog de la empresa: http://blogs.unisys.com/

Página de la empresa: http://www.unisys.com/unisys/countrysite/index.jsp?cid=400004

 

 

 

*Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

¿Es el momento del cambio en México?
Por

El gran reto del país es romper con las viejas costumbres que autoridades y sociedad mantienen enraizadas y que lo manti...