Reuters

El grupo textil Inditex, dueño de la marca Zara, logró aumentar su ganancia un 15% en 2015 al continuar la expansión global de su negocio acompañado por el despliegue de sus ventas online en cada vez más mercados.

El gigante español registró en su ejercicio fiscal 2015 un beneficio atribuible de 2,875 millones de euros (mde), en línea con las previsiones de los analistas.

El gigante español de la moda dijo que las ventas subieron el año pasado (febrero 2015 a enero 2016) un 15.4% a 20,900 mde, también en línea con las previsiones (20,897 mde). A tipo de cambio constante, el aumento fue del 15%.

PUBLICIDAD

Inditex cuenta con más de 7,000 tiendas en 88 países, de las cuales cerca de la mitad facturan en divisas ajenas al euro.

El margen bruto bajó en 50 puntos básicos al 57.8% de las ventas (58.3% en 2014), impactado por un efecto cambiario adverso en la recta final de 2015.

Junto con los resultados, Inditex anunció un aumento del 15.4% del dividendo hasta 0.60 euros por acción.

Buen comienzo en 2016

Respecto al primer trimestre del ejercicio 2016 (febrero a abril), el grupo textil dijo que las ventas en tienda y online a tipos de cambio constantes han aumentado un 15% entre el 1 de febrero y el 7 de marzo.

El buen comienzo del año impulsó su cotización en bolsa. A media mañana, las acciones de Inditex subían un 2.125% a 30.025 euros en un mercado ligeramente alcista.

“Este crecimiento llama la atención toda vez que la base comparable no era fácil de batir”, destacó Banc Sabadell en una nota a sus clientes.

En su presentación a analistas, la compañía anunció una reducción de su previsión de incremento de superficie comercial a una tasa anual de crecimiento del 6-8% desde el objetivo anterior de 8-10%.

“Apostamos por la calidad y no la cantidad”, dijo Pablo Isla, presidente ejecutivo de Inditex.

La compañía está abriendo cada vez más tiendas de grandes dimensiones, los llamados buques insignia, en las calles comerciales de mayor prestigio, cerrando establecimientos más pequeños en sitios menos atractivos.

A preguntas de analistas, Isla dijo que el aumento de las ventas online y la buena evolución de las ventas en superficie comparable contribuirían a mantener controlados los costes de expansión y compensarían el menor ritmo de nuevas aperturas.

En España con 1,826 tiendas su principal mercado, las ventas de Inditex subieron el año pasado un 8% sin que aumentara la superficie comercial.

Isla dijo que la compañía sigue contado con oportunidades de fuerte crecimiento en todo el mundo.

En la actualidad, China ya es el segundo mercado de Inditex, con 566 tiendas, seguido por Rusia, con 485 establecimientos.

Pese a la fuerte devaluación del rublo, el negocio sigue evolucionando de forma normal en moneda local en Rusia, dijo Isla.

“Nuestras tiendas siguen llenas y estamos continuando nuestro programa de nuevas aperturas”, dijo.

Inditex crece también de forma significativa en países de Medio Oriente y cuenta ya con 155 tiendas en Arabia Saudí.

Isla dijo que en un futuro Irán podría ser otro destino interesante para el grupo, aunque señaló que, de momento, no tenía ningún plan concreto para entrar en este mercado.

 

 

Siguientes artículos

Ganancia de BMW en 2015 supera expectativa
Por

BMV reportó que sus ganancias antes de intereses e impuestos (EBITDA) subieron a 9,590 millones de euros.