Samsung reportó un incremento de 50% en sus ganancias del cuarto trimestre, a pesar del fiasco con su equipo Galaxy Note 7.

El mayor fabricante de teléfonos inteligentes del mundo reportó una utilidad de 7,930 millones de dólares (mdd) entre octubre y noviembre de 2016. Dicho repunte se debió a un buen momento en su división de chips y paneles, detalló la empresa surcoreana.

Las ganancias en su segmento móvil crecieron casi 12%, después de que su equipo Galaxy S llenara el vacío que dejó la descontinuación en octubre del Note 7, detalló la agencia Reuters.

PUBLICIDAD

En octubre de 2016, Samsung detuvo la venta de su equipo de alta gama debido a que 35 dispositivos se incendiaran espontáneamente.

Horas antes de presentar sus resultados trimestrales, el gigante surcoreano detalló que los problemas en el diseño y manufactura de las baterías del equipo provocaron el sobrecalentamiento y su posterior incendio.

Lee también: Samsung encuentra la causa de la explosión de sus Note 7

“Aceptamos la responsabilidad por nuestro fracaso al identificar y verificar al final los problemas derivados del diseño de la batería y el proceso de manufactura”, dijo la empresa, de acuerdo con la agencia Yonhap.

 

 

Siguientes artículos

canada
Canadá no será ‘golpeada’ por renegociación del TLCAN, según equipo de Trump
Por

Stephen Schwarzman, asesor del presidente Donald Trump, dijo que Canadá no va a ser afectada por los cambios que Estados...