En los últimos tres años aumentó el número de estaciones de gasolina en el país y, por ende, creció la venta de ese rubro. Eso reflejan estadísticas internacionales, como las  que recoge el Banco Mundial, que  posicionan a República Dominicana entre los primeros 10 países latinoamericanos con mayor consumo per cápita de combustible.

 

Por Manauri Jorge

 

PUBLICIDAD

En República Domini­cana, donde por lo menos 600,000 niños viven en hogares bajo pobreza extrema (UNICEF, 2012), se consume casi dos veces más gasolina que leche. De forma detallada, la venta de gasolina premium en 2013 llegó a 98.8 millones de galones (365.26 millones de litros), mientras la regular le superó con creces al marcar 187.1 millones de galo­nes (691.9 millones de litros). Claro, estas cantidades no incluyen los 139,698 galones (516,882 litros) de la premium “libres de impuestos”, es decir, la que el Estado se reserva para consumo propio.

Entre enero y julio de 2014, la frecuen­cia no difiere de los resultados anterio­res. Durante esos siete meses, Industria y Comercio publica en su portal que la venta asciende a 61.2 millones de galones (226 millones de litros) de la premium, muy por debajo de la regular, que registra 106.2 millones (392 millones de litros). Si la tendencia se mantiene, la “exenta de impuestos” no pasaría de 120,000 galones (444,000 litros) al concluir el año, con una distribución diaria de por lo menos 332 galones, unos 1,231 litros.

Pero la motivación de este escrito no es detallar el consumo de gasolina; más bien lo que resaltamos a continuación es la ganancia en el aumento de las estaciones de gasolina.

Hasta hace poco el precio de la gaso­lina premium estaba en 5.9 dólares, pero de ese monto el usuario pagó 1.5 dólares de impuestos por la ley 112-00 y .47 centavos de dólar por la ley 495-06; la suma de ambos llega a 2.03 dólares. A esa carga tributaria se le agregan .99 centavos de dólar por los denominados márgenes de comercialización que se pagan a los distribuidores, detallistas y transportistas.

Una suma simple arroja que entre impuestos y beneficios para los comer­ciantes hay 3.02 dólares, más los 2.97 dólares que se pagan por el “Precio de Paridad de Importación”, que es el monto en que cotiza el galón de gasolina en mercados internacionales. La adición de las ganancias y el precio internacional arrojan el costo por galón de 6.0 dólares, menos un descuento de .08 centavos de dólar por la Resolución 201. El precio final alcanza justamente los 5.9 dólares.

 

Al detalle, mejor

De acuerdo con la Asociación Nacional de Detallistas de Gasolina (Anadegas), en República Dominicana hay cerca de 1,025 estaciones de expendio de combustibles, aunque los mayoristas contemplan no más de 750. En promedio venden 40,000 galo­nes de gasolina al mes, pero dependiendo la ubicación pueden rozar los 300,000 galones. Antes de 2012 promediaron casi 70,000 galones.

Para los detallistas hay una ganancia que ronda el 10% por cada galón de gaso­lina vendido, lo que significa que obtienen alrededor de .58 centavos de dólar al vender la premium y .53 centavos de dólar por la regular. Una media entre ambas cantidades arroja .56 centavos de dólar de ganan­cia por galón vendido.

En los primeros siete meses de este año se vendieron 167.4 millones de galones de gasolina en sus dos modalidades. Eso sig­nificó un margen mínimo de ganancias para los detallistas de 97 millones de dólares (mdd) si multiplicamos la cantidad de galones vendidos por el promedio en margen de ganancias.

Para el Estado los números se elevan a 340 mdd si multiplicamos los 20 mdd de ganancia por la cantidad de galones vendidos; la media mensual es de 48 mdd para el sector público y 13 mdd al privado.

Se concluye que los detallistas se quedan con por lo menos 22,487 dólares, a cuyo monto habría que descontarle el pago de nómina, seguridad social, mante­nimiento de la estación, impuestos y otros servicios.

Emilio Vásquez, presidente de anade­gas, aclara que el dinero que se destina para cubrir el costo operacional de las estaciones se traga casi 80% de los ingre­sos brutos, por lo que la ganancia real ronda los .06 centavos de dólar por galón.

Entonces, suponiendo que la ganancia de los detallistas sea de .06 centavos de dólar, calculamos que si despachan en promedio 40,000 galones de gasolina al mes se ganan unos 2,698 dólares por estación. Aun con esas condiciones, para las estaciones Esso las ganancias pasan de los 7.8 mdd al mes; Isla ronda los 5.2 mdd y Texaco supera los 404 mdd.

La empresa Martí Petroleum Group, dueña de las estaciones Sunix y accionista en Coastal y Texaco, vende un aproxi­mado de 1.5 millones de galones de gaso­linas mensuales en sus 27 estaciones, con una media por estación de 55,000 galones mensuales, de acuerdo con Gerardo Simón Feria, vicepresidente comercial del Grupo.

Destacan que las ventas han bajado en los últimos años, debido al precio de barril de petróleo y sus derivados, por lo que el gas licuado de petróleo domina en ventas a nivel local. El gas natural va en ascenso, pero sus números no son considerables comparados con la gasolina y el diesel.

Jesús Summo, gerente general de GB Energy (compañía que maneja Texaco en República Dominicana), afirma que esa marca es líder en venta de gasolina regu­lar porque contiene un extra en la com­posición que no ofrecen otras empresas. Por eso, dice Summo, vende en promedio 60,000 galones de combustibles, inclu­yendo gasóleo en sus distintas variedades.

En la última década el Gobierno ha aumentado en más de tres ocasiones (2006, 2008 y 2011) los márgenes de ganancia de los detallistas, quienes usual­mente amenazan con paralizar la venta de carburantes, como ocurrió en febrero pasado cuando ANADEGAS cerró unas 500 estaciones en todo el territorio nacional.

Una de las razones por la que este nego­cio genera tantos recursos es precisamente por el excesivo parque vehicular en esta media isla. La Oficina Nacional de Estadísti­cas registra 3.2 millones de vehículos, lo que significa que hay un medio de transporte por cada tres personas. Del total de vehículos, hay más de 2.6 millones de carros, yipetas y motocicletas, que son los que más consumen las gasolinas en sus distintas variedades.

grafico_gasolina_republica_dominicana

Fuente: ANADEGAS

 

Siguientes artículos

‘La semana que vivimos en peligro’
Por

Esta larga semana fue de manejo de crisis, lo que genera aprendizajes y mensajes muy claros.     Las semanas q...