Si Walmart decidiera abrir gasolineras en México, éste sería un negocio sin sentido y poco rentable, pues la estrategia de la compañía ha sido vender aquellos activos que no le permiten crecer en la división de supermercados, coincidieron analistas.

En 2014, la compañía decidió vender su cadena de restaurantes Vips y El Portón a la operadora Alsea, mientras que en 2015 se deshizo de Banco Walmart, que adquirió Inbursa.

Y en 2016, la compañía anunció la venta de la cadena de tiendas de ropa y calzado Suburbia a Liverpool, por aproximadamente 15,700 millones de pesos (mdp), para concentrarse en su negocio principal de tiendas de autoservicio, donde compite con formatos como Superama y Bodega Aurrerá.

De acuerdo con medios, José Antonio González Anaya, director de Petróleos Mexicanos (Pemex), señaló en una conferencia en la residencia oficial de Los Pinos que la minorista instalará 200 gasolineras, lo que permitirá al consumidor contar con nuevas opciones.

PUBLICIDAD

La compañía fue consultada por Forbes México, sin embargo, rechazó realizar comentarios al respecto.

Verónica Uribe, analista del grupo financiero Ve por Más, comentó que los márgenes a nivel operativo, que permiten medir la rentabilidad de las empresas, en las gasolineras son más bajos que lo que se genera en la división retail.

“Han buscado regresar al negocio minorista y decidieron desinvertir en el resto de las operaciones que no estaban en línea con ese plan, por lo que eso (de las gasolineras) no lo haría tan positivo, ya que es un cambio muy drástico en la estrategia que estaban planteando en los últimos años”, indicó la especialista.

Sin embargo, en caso de que la compañía decidiera rentar las estaciones de servicio y sólo operarlas, sin tener que invertir en la construcción de las mismas, esto le beneficiaría en los rendimientos económicos generados.

Por su parte, José Antonio Cebeira, analista de consumo del grupo Actinver, coincidió en que el negocio de gasolineras no genera grandes márgenes, sin embargo, le permitiría a la minorista diversificarse y aumentar su tráfico de clientes.

“El negocio (de las gasolineras) tiene un margen muy pequeño. Además, las reglas del precio de la gasolina están cambiando este año. Lo que hemos visto con Femsa, que tiene Oxxo Gas, es que no es un negocio altamente rentable, comparando con otro tipo de operaciones”, ejemplificó.

Desde 1996, Walmart mantiene una alianza en el mercado estadounidense con la firma Murphy Oil Corporation, con quien acordó colocar las gasolineras a un costado de las tiendas de la minorista.

Sin embargo, Walmart comenzó a operar las estaciones de servicio que se encuentran afuera de sus supermercados, con la finalidad de darle mayor importancia al negocio de gasolineras para aumentar su tráfico de clientes y sus ventas.

Te puede interesar: Planean abrir 50 estaciones Oxxo Gas cada año

En julio de 2016, Oxxo presentó de manera oficial la marca e imagen de Oxxo Gas, con las que Fomento Económico Mexicano (Femsa) pretende abrir cada año 50 estaciones de servicio con tiendas de conveniencia en 14 estados de la República Mexicana.

A su vez, Costco quiere que sus clientes compren gasolinas en las estaciones de servicio de la cadena comercial en el territorio mexicano.

Los primeros socios que comprarían gasolina serían los de Sinaloa, Yucatán y San Luis Potosí, según revelan los proyectos para la construcción y operación de estaciones de servicio presentados por Costco Gas, una filial de la empresa estadounidense.

Te recomendamos: Costco entrará al negocio de gasolineras en México

 

Siguientes artículos

Pictoline: diseño de información para un mundo disperso
Por

Pictoline tiene objetivos inusuales: diseñar información y, en lugar de llevar miles de usuarios a una página de interne...